La contraposición de los mundos salvaje y civilizado en la novela

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1999 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 4 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA CONTRAPOSICIÓN DE LOS MUNDOS SALVAJE Y CIVILIZADO EN LA NOVELA “UN VIEJO QUE LEÍA NOVELAS DE AMOR”

La lectura de “Un viejo que leía novelas de amor” puede considerarse un placer cenestésico en tanto que la maravillosa narrativa de su autor, el chileno Luis Sepúlveda, traza cada uno de sus signos por el sendero del cuerpo del lector. Puede hablarse de este recorrido anatómico debido a queésta escritura se transforma en sin número de imágenes que permiten el desplazamiento hacia espacios que para el lector desprevenido pueden resultar ambientes hostiles: “Empezaron a morir los primeros colonos. Unos, por comer frutas desconocidas; otros, atacados por fiebres rápidas y fulminantes; otros desaparecían en la alargada panza de una boa quebrantahuesos que primero los envolvía, lostrituraba, y luego engullía en un prolongado y horrendo proceso de ingestión”.[1]

Sin embargo, para quien admite ser cautivado por el magnetismo de esa mirada amarilla que se hace presente en todas partes, los sentidos se hiperrealizan dejando percibir la magia de las imágenes por medio de todos los sentidos: paladear las gotas de agua que incansablemente bañan la selva, acariciar las suaves pieles delas fieras, escuchar los murmullos de las hojas sacudidas por las voces de los animales que las habitan, contemplar la majestuosidad de las corrientes, reconocer los aromas exhalados por los cuerpos palpitantes de ansiedad y emitir voces intraducibles que encuentran eco entre las enredaderas de la selva.

En variadas ocasiones se contiene la respiración para saber qué ocurrirá, así como AntonioJosé Bolívar Proaño “contuvo la respiración para saber qué ocurría”[2] fuera de la canoa bajo la cual había buscado refugio. El lector también encuentra refugio, lo hace entre las páginas de ésta novela que se constituye en una bella muestra de lo que algunos han llamado “novela comprometida”(, fundamentalmente porque su temática es una crítica en contra de la depredación civilizadora que se hahecho de la selva amazónica. Para ello, el autor expone una atmósfera que podría llamarse realista, a pesar de no desconocer alguna suerte de magia relacionada con la comprensión del imaginario de los indígenas shuar. Todo esto a través de un lenguaje sencillo que evita el rebuscamiento estilístico y la divagación filosófica.

Dos grandes textos del mundo se conjugan en esta narración, permitiendoque el autor haga entrega de un nuevo texto, de una composición de signos, no sólo lingüísticos sino semióticos, codificados en un sistema de escritura que forma una unidad de sentido enriquecida por la significación que la sensibilidad de la relación autor-lector pueda conferirle. La conjunción entre mundo civilizado y mundo primitivo se hace evidente, pero no en el sentido de una relaciónconstructiva sino como una lucha de opuestos que propende por el aniquilamiento del otro, siendo ésta la intención principal de los “colonizadores”, quienes desconocen el lenguaje con que habla la naturaleza y sólo les interesa explotar aquello que reconocen como bien de lucro o baratija exótica, hecho preocupante para Antonio José Bolívar Proaño quien observaba que “los colonos destrozaban la selvaconstruyendo la obra maestra del hombre civilizado: el desierto”.[3]

Ahora bien, se puede identificar un código moral en ésta novela de Luis Sepúlveda, ya que se hacen notorios sus aportes de tipo ecológico, político, geográfico y social, en tanto que presenta una visión del mundo desde la perspectiva de aquello que podría considerarse marginal, sin recurrir a los tradicionales esquemasnarrativos en los que se presenta al hombre como el encargado de llevar la civilización hasta aquellos lugares inhóspitos en los que el héroe debe domesticar y subyugar a la naturaleza salvaje. En la novela “Un viejo que leía novelas de amor”, el autor expresa la necesidad de replantear la dicotomía hombre-naturaleza, haciendo énfasis en el respeto a las leyes de la selva, que persiguen la conservación...
tracking img