La crisis de 1891 en chile

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 17 (4126 palabras )
  • Descarga(s) : 9
  • Publicado : 11 de mayo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
La crisis de 1891: civilizacion moaerna versus modernidad desenfrenada
Alfred0 Jocelyn-HoltLetelier
Universidad de Santiago de Chile

Que en Lhile se produjo una “crisis” en 1891,nadie que se haya referido al tema, pareciera dudarlo. Cu6l fue su naturaleza y alcance es materia, sin embargo, de un arduo debate que todavia no encuentra soluci6n. El propdsito i de este trabajo es contribuir adicha discusidn a f n ,de llegar eventualmente a posibles respuestas. Antes que todo, debo seiialar que concuerdo con lo que ha postulado Marcos Garcia de la Huerta en su extraordinario y ldcido anasis sobre 1891 y su historiografia: la Crisis requiere de un enfoque estructural que vincule todos 10s niveles v componentes en juego’. A su vez, concuerdo con el propbito que inspira todo an6lisisinterpretativo revisionista: es imperioso plantearse y ensayar hip6tesis nuevas2. PIRELUDIOFATAL: “DARK DAYS C&ILG” IN
El mar, como un vasto cristal azogado, mjleja la ldmina de un cielo de zinc; lejanas bandadas de p6jaros manchan el fondo bmilido de pcilido gris
RveW DAR~O, Sinfonfa en Gris Mayvr

A fn de introducir lo que a mi parece es una posible explicaci6n de la i me y a servir de tres“hechos” inconexos, poco destacados, Crisis de 1893 desconocidos imera vista insignificantes pero que a mi juicio son paradigmtlticoa u aldemtlticos de la Bpoca, y sintomtlticos de una profunda crisis, y por ende pueden servir como UM primera aproximacidn al tema general. El primer0 de ellos, es la destrucci6n del Puente de Cal y Canto que tuvo lugar el 11 dc! agosto 1de 1888.Como es bien sabido, estas6lida y centenaria fortaleza de piedra c aiteada --simbolo del despotism0 ilustrado borb6nic-

1Marcos Garda de l Hue*, Chfle 1891: La Gmn Wfs y su Histohgn$a, 10s Lugtms a Comunes de Nuestm Concfencia Hfst6rica (Santiago. 1981). 2En este sentido, el habajo de Maurice Zeitlin, The Cfvfl Wam in CJde (or the Bourgeofs Revolutions that Never Were)(Princeton, 1984) resulta un ensayo novedoso einternsante predsamente por plantearse en t6rminos pol6micos.

24

ALFREm JOCELYN-HOLTLETELIER

h e demolida luego que no soportara una crecida repentina del rio Mapocho. En realidad, lo que ocurrid fue que a causa de la obras de canalizaci6n del rio, emprendidas por Balmaceda, se dinamitaron algunos de 10s cimientos del puente, y consiguientemente se debilit6 su resistencia provocando asi eldesenlace final3. El segundo hecho que quisiera traer a colaci6n es la muerte acaecida el 22 de enero de 1888 de Miguel Luis Amundtegui, insigne historiador, educador, politico y patriarcadel Chile liberal. Amundtegui murid de muerte natural, pero -y esto es lo que quisiera destacar- al menos a juicio de un observador de la Bpoca, Bsta no fue fortuita. Al dia siguiente, Pedro Balmaceda Toro escribiriaal respecto: “iQue triste pdrdida para el pais! Lo mata el pensamiento. Ha caido abrumado por el trabajo; se le han venido encima las ideas, aplast8ndolo. No se puede soportar por muchos afios eso de llevar en la cabeza la cosecha de medio siglo de labores intelectuale~~”. Por dltimo, quisiera destacar la prematura muerte del observador anterior, la de Pedro Balmaceda, hijo del Presidente, amigode Ruben Dario y de 10s intelectuales m6s eximios de fines de siglo, uno de 10s pilares del naciente modernism0 literario y artistic0 chileno. Pedro Balmaceda era joven -apenas tenia 21 afios--. era ddbil y delicado al igual que la escuela literaria modernista que habia ayudado a difundir. Imbuido de un ethos sofisticado, cosmopolita, elitista, casi “proustiano”, representaba una de las esperanzasm k claras del nuevo Chile de vanguardia que anunciaba su llegada, un Chile que agudizaba alin m k su mirada hacia afuera, un Chile que podia darse el lujo de contemplar y de soiiar en francds, un Chile - q u e a juicio de Mario G6ngora- perdia su car6cter primordial: el rasgo guerrero5. Es conocido el pasaje escrito por el joven Balmaceda: “En Chile somos esencialmente patriotas: tenemos la...
tracking img