La crisis de afganistan 1973-1988

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1719 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 16 de diciembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA CRISIS DE AFGANISTÁN EN 1973-1988

El 17 de julio de 1973, se produjo un golpe de estado de Afganistán, tras el cual el nuevo líder Mohammad Daud Khan, abolió la monarquía y reclamo la republica. El apoyo recibido por el PDPA de tendencia comunista, que era encabezado por Babrak Karmal, condiciono la nueva política del régimen
En abril de 1978, derrocaron al presidente Daud. El nuevogobierno, que pasó estar dominado por Nur Mohammad Taraki y Hafizullah Amin, quería modernizar rápidamente una sociedad todavía muy primitiva y atrasada.
Nur Mohammad Taraki fue elegido presidente del Consejo Revolucionario, Primer Ministro del país y secretario general del nuevo Partido Democrático Popular de Afganistán (PDPA). Babrak Karmal y Hafizullah Amin fueron designados “Primeros Ministrosadjuntos”. Los líderes del nuevo régimen insistieron en que no eran manipulados por URSS y proclamaron que sus políticas estaban basadas en el nacionalismo afgano, los principios islámicos, la justicia socio-económica, el no alineamiento en materia de política exterior y en el respeto de todos los acuerdos y tratados firmados por los gobiernos afganos anteriores.
La unidad entre las dosfacciones que conformaban el PDPA se deterioró rápidamente, toda vez que el antiguo Partido Popular se erigió como el sector dominante debido a que su base de poder se asentaba en el ejército. Esta lucha de poder provocó que Babrak Karmal y otros líderes del antiguo Partido Banner fueran enviados al extranjero como embajadores para mantenerlos alejados de Kabul; paralelamente se produjeronsistemáticas purgas de elementos cercanos a la facción Banner y de otros miembros del gobierno considerados “peligrosos” para el régimen.


En materia social, el régimen de Taraki anunció su programa de reformas, incluyendo la eliminación de la usura, igualdad de derechos para las mujeres, reforma agraria y los clásicos decretos administrativos de los regímenes marxistas-leninistas. La poblaciónrural —familiarizada con las políticas marxistas del Asia Central Soviética- asumió que el PDPA era comunista y pro-soviético.
El programa de reformas se convirtió entonces en una amenazada a los modelos culturales afganos básicos, lo que junto a la represión política provocó que grandes segmentos de la población se opusiera al régimen de Taraki. Sin embargo, las manifestaciones violentas dela oposición no ocurrieron sino hasta el verano de 1978 en la ciudad de Nurestán. Otras revueltas —mayoritariamente sin coordinación entre sí- comenzaron a sucederse a lo largo del país, además de periódicos atentados terroristas que remecieron Kabul y las principales ciudades.
El 14 de febrero de 1979, el embajador de Estados Unidos en Afganistán fue secuestrado por un grupo musulmánopositor y resultó muerto en el intento de rescate llevado a cabo por las fuerzas gubernamentales. Este hecho provocó el término de la asistencia estadounidense a los grupos rebeldes y por ende, un alivio temporal para el régimen comunista afgano.
El 28 de marzo de 1979, Hafizullah Amin asumió como Primer Ministro, aunque Taraki retuvo sus cargos de presidente del Consejo Revolucionario ysecretario general del PDPA. La expansión de la oposición violenta al gobierno en las zonas rurales continuó, provocando el colapso del ejército afgano. Entonces, el régimen de Amin solicitó y recibió más ayuda militar soviético para tratar de frenar la insurrección.
La incapacidad de Taraki y sus seguidores de revertir la situación, llevó a Amin a tomar el control total del país, llevando a cabo ungolpe de Estado interno el 14 de septiembre de 1979, fecha en que Taraki fue ejecutado.


El nuevo hombre fuerte de Afganistán trató de ensanchar su base de apoyo interno; mientras que en el frente externo buscó atraer a Pakistán y Estados Unidos nuevamente hacia el tema de la seguridad afgana frente a URSS. Perdida la confianza de Moscú y con la doble amenaza de la insurrección armada...
tracking img