La fe en el alma y el culto del alma en los poemas homéricos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (516 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 26 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
FICHA 3º:
La Fe en el Alma y el Culto del Alma en los Poemas Homéricos

Hay pueblos primitivos a quienes la muerte se les antoja siempre como un truncamiento arbitrario de la vida, esinconcebible, para ellos, que el proceso de la vida y la conciencia propia del hombre se extinga por sí mismo.
Fue un poeta griego quien formuló la inquietante pregunta “Quién sabe si acaso la vida no será unamuerte, y lo que llamamos muerte la vida de ultratumba”. El poeta de la Ilíada y la Odisea, sus personajes y sus héroes, hablan de los dolores y los cuidados de la vida en sus diversas y cambiantesvicitudes, a ningún hombre homérico se le pasa por las mientes de volver las espaldas a la vida en su conjunto. En realidad, este mundo homérico es un mundo hecho solamente para los fuertes, losastutos y los poderosos, la existencia sobre esta tierra constituye para tales hombres, individualmente, un bien y condición indispensable para alcanzar los más diversos bienes de la vida.
El hombrehomérico piensa de que con el último suspiro se extingue para siempre la vida. La psique, según la idea homérica, no se asemeja en nada a lo que hoy solemos llamar “espíritu”, por oposición al cuerpo. Elhombre solo vive cuando tiene conciencia de mismo y se halla espiritualmente activo mientras la psique permanece dentro de él.
Estas dos respuestas indican que tanto el hombre visible, como la psiqueque en él mora, uno y otra, pueden perfectamente designarse como el “yo” propio del hombre, y el hombre, según la concepción homérica, tiene una doble existencia: la de su corporeidad perceptible y lade su imagen invisible.
Un testigo griego expresa con mucha claridad que ningún pasaje el Homero la esencia de la psique y deja translucir, al mismo tiempo el origen de la creencia en ella. DicePíndaro que el cuerpo sigue a la muerte todopoderosa, y permanece viva la imagen del viviente. Homero sigue creyendo a pies juntillas que las vivencias de los sueños con hechos reales y no vanas...
tracking img