La felicidad

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1279 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 17 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
embargo, yo llamé la atención del Sr. don Diego Álvarez manifestándole que si debía celebrarse
la fuga de Santa Anna como un hecho que desconcertaba a los opresores, facilitándose así el
triunfo de la revolución; de ninguna manera debía aprobarse el plan proclamado en México, ni
reconocerse al Presidente que se había nombrado, porque el plan de Ayutla no autorizaba a la
Junta que se formó enla Capital para nombrar Presidente de la República y porque siendo los
autores del movimiento los mismos generales y personas que pocas horas antes servían a Santa
Anna persiguiendo a los sostenedores del plan de Ayutla, era claro que viéndose perdidos por la
fuga de su jefe, se habían resuelto a entrar en la revolución para falsearla, salvar sus empleos y
conseguir la impunidad de suscrímenes aprovechándose así de los sacrificios de los patriotas que
se habían lanzado a la lucha para librar a su Patria de la tiranía clérico militar que encabezaba don
Antonio López de Santa Anna. El Sr. don Diego Álvarez estuvo enteramente de acuerdo con mi
opinión y con su anuencia pasé a la imprenta en la madrugada del día siguiente a revisar el
artículo que ya se estaba imprimiendo y en que seencomiaba, como legítimo, el plan de la
Capital.
El Sr. Gral. don Juan Álvarez que se hallaba en Texca, donde tenía su cuartel general, conoció
perfectamente la tendencia del movimiento de México: desaprobó el plan luego que lo vio y dio
sus órdenes para reunir sus fuerzas a fin de marchar a la Capital a consumar la revolución que él
mismo había iniciado.
A los pocos días llegó a Texca donIgnacio Campuzano, comisionado de don Martín Carrera, con
el objeto de persuadir al señor Álvarez de la legitimidad de la Presidencia de Carrera y de la
conveniencia de que lo reconocieren todos los jefes de la revolución con sus fuerzas. En la junta
que se reunió para oír al comisionado y a que yo asistí por favor del Sr. Álvarez, se combatió de
una manera razonada y enérgica la pretensión deCampuzano en términos de que él mismo se
convenció de la impertinencia de su misión y ya no volvió a dar cuenta del resultado de ella a su
comitente. En seguida marchó el Gral. Álvarez con sus tropas con dirección a México. En
Chilpancingo se presentaron otros dos comisionados de don Martín Carrera con el mismo objeto
que Campuzano trayendo algunas comunicaciones del Gral. Carrera. Se les oyótambién en una
junta a que yo asistí y como eran patriotas de buena fe, quedaron igualmente convencidos de que
era insostenible la Presidencia de Carrera por haberse establecido contra el voto nacional
contrariándose el tenor expreso del plan político y social de la revolución. A moción mía se
acordó que en carta particular se dijese al Gral. Carrera que no insistiese en su pretensión deretener el mando para cuyo ejercicio carecía de títulos legítimos como se lo manifestarían sus
comisionados. Regresaron éstos con esta carta y don Martín Carrera tuvo el buen juicio de
retirarse a la vida privada quedando de Comandante Militar de la ciudad de México uno de los
generales que firmaron el acta del pronunciamiento de la Capital pocos días después de la fuga
del Gral. Santa Anna. Loscomisionados que mandó a Chilpancingo don Martín Carrera fueron
don Isidro Olvera y el padre del Sr. don Francisco Zarco.
Continuó su marcha el Sr. Álvarez para Iguala, donde expidió un Manifiesto a la Nación y
comenzó a poner en práctica: las prevenciones del plan de la revolución, a cuyo efecto nombró un
consejo compuesto de un representante por cada uno de los Estados de la República. Yo fuinombrado representante por el Estado de Oaxaca. Este consejo se instaló en Cuernavaca y
procedió desde luego a elegir Presidente de la República resultando electo por mayoría de
sufragios el ciudadano Gral. Juan Álvarez, quien tomó posesión inmediatamente de su encargo.
En seguida formó su gabinete nombrando para Ministro de Relaciones Interiores y Exteriores al
ciudadano Melchor Ocampo;...
tracking img