La formacion

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1111 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 13 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL CIUDADANO QUE MÉXICO MERECE
El futuro de nuestro país depende de la educación de sus ciudadanos

La riqueza de una nación, su bien estar, su éxito, se deben principalmente a acciones pasadas. Una generación es beneficiada por la semilla plantada de sus padres y madres. Y nosotros a su vez sembramos las semillas que beneficiaran a nuestros hijos. La clave radica en el espíritu y laactitud de la gente, ya que los recursos humanos de una nación son más importantes que los recursos naturales.
Platón postulo en la República que la estabilidad y el éxito de una comunidad política dependen del carácter moral de las personas que componen esa comunidad. En la manera en que los ciudadanos participen o no, en la esfera pública está el control del éxito o el fracaso de un país. Las grandesnaciones deben tener grandes ciudadanos, el futuro que tendremos depende del tipo de persona somos y el tipo de niños que educamos.
Hay una diferencia importante entre un habitante y un ciudadano. LA mayoría en México somos solo habitantes, solo nos sentimos como un trabajador agrícola, una secretaria, un intendente, indiferente a la suerte del lugar donde habitamos. Los grandes cambios seproducir sin nuestro consentimiento, él ni siquiera sabe con precisión lo que ha sucedido; y peor aún, pensamos que la condición de nuestras escuelas, la corrupción, la vigilancia de los caminos, los secuestros, no tienen nada que ver con nosotros en absoluto, sino que pertenecen a un extraño poderosa llamado el gobierno.
Y es más, no nos agrada seguir órdenes, pero aún así nos sometemos al yugo defuncionarios, que tan pronto como retiran la presión, nos abalanzamos en contra de la ley, como en contra de enemigo. Así todo el tiempo jugamos el papel de servilismo y reproche. Cuando una nación pierde su ciudadanía perece.
México es también un pueblo perdido en la religión, mas personas han leído la biblia pero, no así su propia constitución. No es dios quien nos salvará de elegir una veztras otra a nuestros malos gobernantes, o de nuestros errores democráticos, o de la ignorancia que tenemos de ellos. La Constitución es el marco, la estructura de los frenos y contrapeso, cuando un partido político o la locura de una persona nos mueven en exceso.
La Constitución es una solida estructura para los ciudadanos dedicados y motivados. No va a salvar a una sociedad que no vota, que no leimporta, que no tiene sentido de posteridad, y es adicto al hedonismo. La Constitución, no compensará a las personas que han perdido la capacidad de cuidar el futuro de su nación. El individualismo está destruyendo todo lo que habíamos construido como nación.
La comunidad solía honrar los valores. Pero ahora solo la usan para ventajas personales. Está a disposición de los consumidores y no delos ciudadanos, nos hemos convertido en una nación de jugadores ciegos e intereses personales, en las que pocos hablan por el bien común.
Hablamos sin parar sobre las tonterías de nuestros dirigentes, sin pensar en las tonterías de los ciudadanos. No nos enfrentamos a un problema de liderazgo, si a uno de ciudadanía mediocre. El pensar que la solución no radica en nosotros los ciudadanos, nosolo es una idea arrogante, si no peligrosa. Es así como todas las grandes naciones se suicidan.
Estamos perdiendo los cimientos en los que nuestros antepasados formaron una gran nación, convirtiéndonos en un pueblo demasiado indulgente con los valores hedonistas que no llevaran a salir del hoyo donde estamos. Estamos en una caja de comodidades y suntuosidades, pero olvidamos que el lujo es máscruel que la guerra. Y hemos olvidado que los derechos y privilegios requieren deberes y responsabilidades.
La democracia se basa en tener fe en la gente ordinaria. Winston Churchill resumió la democracia con las palabras: "confía en el pueblo".
Queremos la mayor libertad en la democracia, pero la libertad sin restricciones puede socavar la democracia. El exceso de libertad es tan amenazador...
tracking img