La fuente

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (450 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 17 de marzo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA FUENTE JUEVES18MARZO10

La obesidad y los funcionarios chatarra

Para todo mal, mezcal… Además de la gordura de los jalisquillos, debiera haber una ley en contra de la obesidad…del gobierno.Así como se prepara legislar para prever la gordura entre la población, los diputados debieran confeccionar normas para adelgazar las obesas nóminas gubernamentales.
Comenzando con el “Congrueso”,donde pululan infinidad de diputados sin oficio ni beneficio, llevados a la cámara sólo para refrendar el poderío de los partidos, porque esa es la representación que ostentan los “pluris”.
Si elCongrueso local se quedara con las tres terceras partes de los actuales legisladores (27 más o menos) no habría caos ni tragedia alguna. Y si se adelgazara la nómina de “asesores”, “consejeros” y demásaviadores, seguro que los diputados tendrían la “dieta” adecuada y justa, además sí trabajarían pues actualmente se pasan la bolita sin que se llegue a feliz término el trabajo legislativo.
…para todobien, también. Y si en un plan de honradez y honestidad hubiera un diputado por cada 10 municipios, entonces se abatiría la obesidad legislativa, tan maligna como la de las personas.
Y como “el buenjuez por su casa empieza”, la mejor señal de que van en serio los diputados en contra de la gordura, sería que comenzaran a adelgazar, suprimiendo los “diputados chatarra” a los que no es difícil delocalizar.
¿Y qué decir de la obesidad en el gobierno del estado? Desde que la partidocracia se hizo cargo de los poderes públicos, han saturado de personal todas las dependencias, inventando puestos,plazas y nombramientos para pagar sus cuotas partidistas y de familia, “por el invaluable apoyo” a la causa política.
Nuncamente como ahora se vio un gobierno estatal tan obseso, pesado, ineficientee ineficaz. La gordura en la nómina es evidente. Sólo quienes se benefician de esta anomalía la defienden y prohíjan.
En los ayuntamientos no cantan mal las vernáculas. Han seguido el mismo...
tracking img