La fundación de roma

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1924 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 3 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
La fundación de [pic]Roma se ha mantenido envuelta en la [pic]leyenda, ya que no existen testimonios escritos sobre los hechos acaecidos.
Siendo improbable que su fundación haya surgido de una acción explícita y deliberada, las tradiciones romanas posteriores adornaron su surgimiento con diversas leyendas, que vinculan el origen de Roma a un linaje de dioses y héroes.
Recién en [pic]el siglo Va.C. algunos historiadores griegos se refirieron a la fundación de [pic]Roma por el héroe troyano Eneas. La primera obra histórica romana, que no se conservó, salvo algunas citas, perteneció al senador Quinto Fabio Píctor, y estaba escrita en griego. Allí se hacía referencia a Rómulo como fundador de [pic]Roma. Posteriormente la historia romana, plagada de mitos, fue consolidada por las obras deVirgilio, Ovidio y Tito Livio.
Estas versiones, refieren a que el héroe troyano [pic]Eneas, pudo huir de su [pic]ciudad antes que fuera destruida, durante la guerra de Troya, por los ejércitos del griego Agamenón.
[pic]Eneas, padeció muchas desventuras durante su paso por el mar Mediterráneo. Relata Virgilio, en la Eneida, que cuando [pic]Eneas llegó a Cartago, se enamoró, siendo correspondidopor la reina Dido o Elisa, quien le pide que se quede junto a ella.
Sin embargo, es más fuerte para [pic]Eneas cumplir la voluntad del dios Júpiter, que le había ordenado fundar [pic]una ciudad nueva, y eso motivó que abandone a la reina cartaginesa, quien presa de un inmenso dolor se suicidó, utilizando la espada que [pic]Eneas había dejado al partir.
Este relato es un posible intento deexplicación de la discordia que siempre existió entre romanos y cartagineses.
[pic]Eneas arribó al Lacio, lugar en el que fundó la [pic]ciudad de Lavinium. A su [pic]muerte, su hijo, Cayo Ascanio, se dirigió al centro de Italia, en los montes albanos, donde fundó [pic]una [pic]ciudad, (a mediados del siglo XII a. C) a la que denominó Alba Longa. En ella reinaron los sucesores latinos de [pic]Eneas,durante cuatrocientos años, hasta que se originó [pic]una disputa por el poder entre los hermanos Numitor y Amulio, hijos del rey Procas. Numitor asumió el trono, pero Amulio lo derrocó.
Numitor tenía una hija, Rea Silvia, que despertó el temor de Amulio por la idea de que esta o su descendencia en el caso de algún día la tuviera, decidieran vengarse de él. Por ese motivo, consagró a su sobrina comosacerdotisa vestal, o sea encargada de mantener encendido el fuego sagrado en honor a la diosa Vesta, función que requería conservar la virginidad.
La vestal Silvia fue a la fuente a buscar agua para lavar los objetos del rito; cansada se sentó en el suelo a refrescarse con el pecho descubierto, de tal manera que la umbria de los sauces, el gorjeo de los pajaros y el rumor del agua le produjeronun profundo sueño. Viéndola Marte sintió deseos lascivos y la poseyó. Tiempo después, Rea Silvia dio a luz a gemelos: Rómulo y Remo.
Amulio mandó a un siervo a matar a los recién nacidos gemelos. Pero el siervo para evitar asesinarlos, decidó arrojarlos al Tíber dentro de una canasta, la cual encalló en la zona de las siete colinas situadas cerca de la desembocadura del Tiber en el mar. Una loba,Lupuerca, que se acercó a beber al río los encontró y amamantó en su guarido del Monte Palatino. Cerca, en una vivienda muy pobre, vivía un viejo pastor llamado Faustulo y su esposa Aca Larentia. El pastor encontró a los bebés, los llevó a su casa, y los adoptó. Cuando se hicieron adultos, los hermanos fueron informados de su historia, y el pastor les dijo que no los habían tenido, así queregresaron a Alba Longa, mataron a Amulio, y liberaron a su abuelo Numitor, devolviéndolo al trono de dicha ciudad. Rómulo y Remo se propusieron edificar una nueva ciudad en el mismo lugar en el que fueron encontrados por la loba.
Cerca de la desembocadura del Tíber existían las siete colinas: los montes Capitolio, Quirinal, Viminal, Aventino, Palatino, Esquilino y Celio. Rómulo y Remo discutieron...
tracking img