La-industria-que-supimos-conseguir

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 25 (6194 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 11 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Reseña Escrita Historia de Argentina II
Facultad de Humanidades y Bellas Artes

Universidad Nacional de Rosario

Palomeque, Milton César P-2049/4

LA INDUSTRIA QUE SUPIMOS CONSEGUIR: Una historia político-social de la industria argentina. Jorge Schvarzer. Reseñar una obra de esta magnitud siempre plantea dificultades para quien emprenda su realización. Hoy nos toca a nosotros dicha tareaal recorrer el camino de la industria Tambien nos llevará, como indica el autor de la obra, a inmiscuirnos en política y en la sociedad argentina. Estamos convencidos que no pueden estudiarse por separado, que están constantemente en juego relaciones que se presionan mutuamente, modificando de este modo, su esencia. Primeramente preferimos hacer un recorrido fugaz por la obra a modo depresentación de la misma, una vez hecho esto, haremos nuevamente el recorrido pero más lento y paulatino, deteniéndonos con más firmeza en los puntos que creemos centrales, los nudos neurálgicos de las tramas que desembocaron en los diferentes procesos constructivos o destructivos de la industria argentina. Luego de hacer esto, incluiremos al final de la reseña una breve crítica personal. Esperamos que lalectura sea amena y que el esfuerzo de resumir no perjudique el cabal entendimiento del mismo. PRESENTACION DE LA OBRA. Partiendo de la premisa de que la formación de una sociedad industrial como sinónimo de nación desarrollada y moderna debe ser entendida como un sistema social y económico, Jorge Schvarzer hace un análisis de la historia político y social de la industria argentina, centralizándoseen las características de su lógica económica. Considerando que el proceso fabril está basado en una lógica productiva cuyo motor es la ciencia y la tecnología en un determinado contexto social que promueve y estimula su expansión, el autor intenta mostrar que en la Argentina, la mera acumulación de talleres, máquinas, instalaciones y equipos no consiguió establecer un sistema fabril coherente. Sinembargo, señala que no se puede establecer una especie de “determinismo tecnológico”, sin considerar las voluntades políticas, como cuando se remarca el rol de Gran Bretaña que desde mediados del siglo XVIII, para conservar su primacía incentivó la creación e instalación de fábricas, cuidando celosamente su monopolio y controlando “la fuga de cerebros” de técnicos que pudieran reproducir elproceso en otros países. Con este ejemplo, entre otros, muestra la existencia de una integración de objetivos entre los diversos gobiernos, grupos empresarios, funcionarios y técnicos, otorgándole a los diversos sistemas fabriles cierta direccionalidad, en base a este “modelo ideal”; lo que el autor intenta demostrar es que en la Argentina no existió dicha integración, “lamentando” que no se hayacopiado con ingenio alguna alternativa coherente. La inserción al mercado mundial marcó a fuego los diversos intentos de desarrollo industrial. Desde los primitivos saladeros que requerían escasa tecnología, hasta la instalación de los ferrocarriles 2

sin desarrollar una siderurgia autóctona y promoviéndola, en cambio, en Gran Bretaña, van tallando las huellas de una lógica más comercial queindustrial ideal, donde la élite que se va conformando, prioriza las altas ganancias en el mercado mundial y los bajos riesgos productivos. El auge del modelo agroexportador hacia fines del siglo pasado “condicionó” la posibilidad de generar una sociedad industrial, ya que los planteos industrialistas partían de la misma élite exportadora ante las crisis coyunturales de la balanza comercial, producto dela baja de los precios de exportación y la consecuente imposibilidad de importar productos; o bien durante la Primera Guerra Mundial, conformándose una incipiente producción fabril basada en la producción alimenticia y caracterizada por el escaso interés en los cambios tecnológicos y la ausencia de progreso productivo y social, remarcando la actitud paternalista de los empresarios, y que la...
tracking img