La juventud

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1002 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 3 de abril de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
La juventud, físicamente, me llegó quizás demasiado pronto...De repente crecí más rápido que las demás y le empecé a ser interesante a los muchachos cuando para mí me eran indiferentes, era una niña todavía...Recuerdo que debía hasta sacar hasta mi cédula para que creyeran la edad que tenía y me dejaran en paz.

Recuerdo un percance que me pasó cuando contaba con nueve años y mi hermana tansólo año y medio: estábamos en el patio de la casa y ella se encontraba correteando por ahí mientras yo me mecía en el "caballito" del columpio. De repente ella se atraviesa y coloca de espalda y la silla la golpea en la nuca lanzándola lejos...¡Me quería morir!...Corrí hacia ella y, antes de llegar, se levantó como si nada. No le perdí la pista en todo el día pues tenía conocimiento por nuestropediatra de que si había un golpe en la cabeza había que estar pendientes y no dejar dormir a la persona principalmente para poder observarla.

Con este hecho empecé a asimilar lo que significa responsabilidad ante los sucesos diarios. Luego enfrentar la muerte de mi abuelita materna y hasta experimentar el horror del terremoto de Caracas. En otras palabras empezaba el largo recorrido hacia lamadurez.

Un suceso que todos experimentamos con gran alegría era el "pasar" a bachillerato luego del sexto grado...Decir que estabas en primer año te hacía sentir ya grande...que habías dejado de ser una niña o niño cualquiera fuera el caso. Estaba en otro colegio de monjas pero mucho más grande que el anterior y hasta tenía un gran salón de usos múltiples donde recuerdo que vi la película "Los DiezMandamientos".

En ese período lo que más disfruté fueron las clases en el laboratorio de biología y el suceso que padecí fue un asma alérgica aguda que hasta llegué a pensar en dejar tratar de respirar pues no aguantaba el esfuerzo...

Luego, el segundo año, pasé a un colegio laico donde cursé hasta graduarme de bachiller. Allí las normas eran muy curiosas por decir lo menos ya que si bienhasta tercer año los muchachos y las muchachas estaban en alas separadas, al finalizar la jornada, en los autobuses todos estábamos juntos...El único momento dentro del colegio en el cual podíamos ver (literalmente) a un muchacho era en la administración cuando íbamos a hacer los pagos y por supuesto era el momento ideal para las que tenían su conquista o novio del otro lado y hacerles llegar algúnpapelito o susurrar alguna cosa sin que se dieran cuenta...

Muchas anécdotas recuerdo de esos tiempos pero la más emocionante y jocosa a la vez fue un día que mi curso había hecho ya un exámen y como sabíamos que el profe hacía el mismo exámen para los muchachos y estaba de por medio el recreo a una de mis compañeras se le ocurrió tomar prestado el arco y flecha de su hermanito para así cualRobin Hood mandar las preguntas pegadas a la flecha apuntando a las ventanas del salón de clases de ellos que estaban como en un tercer piso...por supuesto todo nuestro salón montó guardia en ese proceso de modo que no nos pillaran en tales lides.

Cuando pasamos al otro lado del edificio -el infranqueable por tanto tiempo- sentíamos que habíamos escalado el Everest...los estudios se volvieron máscomplicados y la permanencia en el colegio era de prácticamente todo el día a causa de las prácticas de laboratorio.

Hablando de laboratorio, una experiencia que me dejó marcada para toda la vida fue una práctica de biología en la cual se requerían cucarachas medio vivas en agua...mi grupo era de tres y una de ellas se iba a encargar de descabezarlas... ¡Horror!... la otra no servía para elasunto ya que le temblaban mucho las manos normalmente y yo me había negado de plano...cual es mi sorpresa al día siguiente que no aparece la valiente compañera y me tocó hacer el "trabajito" con los ojos cerrados y gritos de asco a la enésima potencia... de ahí en adelante no puedo aplastar una cucaracha, sólo con insecticida puedo acabar con ellas...

Cambiando a recuerdos más agradables no...
tracking img