La línea argumental de la celestina

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 28 (6944 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 26 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
La línea argumental de La Celestina

La línea argumental de LA CELESTINA
Acto I La obra comienza con el joven Calisto confesándole apasionadamente su amor a la doncella Melibea, quien lo rechaza tajantemente porque el “ilícito” amor es contrario a su concepto de la virtud. Hundido, se dirige a su casa, donde se encierra en la oscuridad de su cámara. Allí se desahoga y maltrata de palabra a sucriado Sempronio. El sirviente, que detesta a su amo tanto como es desdeñado por aquel, deduce el motivo de la depresión y la ira de Calisto. El diálogo deriva hacia el amor y la mujer, la cual, según Sempronio, no sólo es de inferior condición al hombre, sino también despreciable. El caballero manifiesta la obsesión que sufre por Melibea, llegando a blasfemar contra su religión cristiana porquela considera como su dios, al tiempo que el criado se muestra escéptico con la idea del amor y frío ante el ardor de Calisto. Finalmente, Sempronio, pensando en su propio beneficio, le propone que para conquistar a Melibea basta servirse del buen oficio de una vieja alcahueta y hechicera llamada Celestina, a quien conoce muy bien porque acoge en su casa a su amante Elicia. Entusiasmado por lasolución, Calisto le regala por anticipado un jubón de brocado mientras lo urge a que venga cuanto antes con Celestina. Cuando el criado llega a casa de la vieja, Elicia está complaciendo a un cliente, Crito, a quien rápidamente esconde en la camarilla de las escobas con la complicidad de Celestina, que entretiene a Sempronio. Sin mayores preámbulos, éste le transmite a Celestina la necesidad de quelo acompañe. Ambos parten aprisa hacia la casa del caballero. Durante el camino acuerdan compartir las ganancias que el negocio les proporcione. Llaman a la puerta y va a abrirles Pármeno, otro criado de Calisto. Antes de hacerlo, reconoce a Celestina, a quien sirvió de niño, recomendado por Claudina, su madre. Y entonces le previene a su amo, muy por extenso, de las malas artes de la puta viejaalcoholada. Calisto hace oídos sordos. Nada le importa si todo sale bien, es decir, si Celestina logra rendir la resistencia de Melibea. Calisto recibe a la alcahueta llenándola de alabanzas y besando el suelo que pisa. Pero Celestina no quiere gestos ni palabras, sino que le pague por sus servicios, tal como declara en un aparte con Sempronio, que Calisto logra oír. Y Calisto y Sempronio suben porel dinero a otro aposento. Entretanto la vieja utiliza todo su arte de la seducción para ir socavando, en un largo intercambio dialéctico, la sólida voluntad de Pármeno, a quien reconoció cuando éste le recordó el mes que estuvo con ella. Vuelven amo y criado, y Sempronio comprueba que Pármeno puede llegar a estar de su parte. La promesa de Celestina de facilitarle la relación con Areúsa, prima deElicia, hizo temblar su firmeza. Finalmente, Calisto le entrega a Celestina un magnífico adelanto: cien monedas de oro. Acto II “Hermanos míos, cien monedas di a la madre. ¿Hice bien?” pregunta Calisto a sus criados, esperando una respuesta que refuerce su convencimiento de que ha acertado al confiar la conquista de Melibea a Celestina, maestra alcahueta y hechicera, tan valorada por ambossirvientes desde dos perspectivas contrarias: elogiándola Sempronio y denigrándola Pármeno.

Manuel Herruzo García

Página 1

Sempronio, hipócrita, se adelanta afirmando que tal generosidad ha aumentado su honra, en donde radica la virtud de un caballero. Calisto le manda que alcance y acompañe en su vuelta a casa a la vieja en tanto que la apremia. Aquel le responde con cinismo que teme dejarlosolo por el sufrimiento que padece. El señor le responde que el dolor, que paradójicamente conlleva el gozo del amante, forma parte de su amor. Y que Pármeno se quedará con él. Pármeno mantiene la primera actitud del Acto anterior. Le manifiesta a su señor que mejor sería emplear su magnanimidad en regalos a Melibea que quedar cautivo de los manejos de alguien tan peligroso como Celestina. Pero...
tracking img