La lejana

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (534 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 30 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Mi otra vida
Como un golpe brusco, una patada al higado, una piña en la nariz, como amor a un corazón, como un dulce a un ñiño, como la desesperación de no saber que hacer, así me sentía ahora, conuna mezcla de emociones y pensamientos, ¿Existía tal cosa?. Camine y camine sin saber a donde ir, no sabía si se trataba de un sueño, una pesadilla o la simple realidad, era todo tan confuso..¿Cómopasar con un abrazo a otra vida paralela y totalmente diferente?, sin darme cuenta y perdiendo la noción del tiempo, seguía caminando sin rumbo cuando de repente sin que yo tuviera totalmente claroquien era, apareció Luis María, mi esposo, con una sonrisa diciendome que era tarde, hacia frio y que yo estaba desabrigada. Juntos emprendimos el camino hacia el Ritz. Yo estaba muerta de hambre y el sepropuso cumplir mis necesidades, asi fue que recogimos los abrigos de la habitación y nos fuimos a buscar un lugar donde merendar o comer algo. No llegamos a recorrer 2 cuadras, cuando el hambre memataba y nos sentamos en el primer lugar que encontramos, debo admitir que era un tanto raro, mezclaba muchos tipos de música y comidas, algo que yo antes con la vida que llevaba, jamás habia visto, yni hablar del menú variado, las cosas mas ricas que jamas habia imaginado poder comer estaban ahí frente a mis ojos, a mi alcance, como nunca antes! Sin dudar mire a Luis María y me pedi 3 platos dedistintas comidas y postres, Él me miraba sorprendido aunque no objeto mis ganas de comer, no entendía mis ancias por comer pero yo seguia comiendo y comiendo hasta quedar satisfecha, pasamos allíaproximadamente cuatro horas, al pedir la cuenta era una suma importante y tuve miedo a la reacción de Luis María pero inmediatamente vi que sacó su billetera pagó y nos fuimos, fue ahí cuando note a lavida que estaba cayendo, la vida que empezaba a vivir desde ahora.
Al día siguiente nos fuimos de Budapest y regresamos a nuestra verdadera ciudad, allí me di cuenta que mi otro yo y Luis María se...
tracking img