La microhistoria

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 15 (3675 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 2 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
A PROPÓSITO DE LA “NUEVA INVITACIÓN A LA MICROHISTORIA”

León Sigifredo Ciro Ríos

RESUMEN

El “microhistoriador” mexicano Luis González y González, justificando su invitación a la realización de microhistorias, propone una clasificación crítica de diferentes tendencias en la manera de proceder por parte de los historiadores. En su libro “Nueva invitación a la microhistoria (1982) proponeel establecimiento de límites entre la Macrohistoria, la Historia de Bronce y la Historia Anticuaria (la microhistoria) y justifica allí tal delimitación. Esta delimitación el autor la retoma en una obra posterior, Pueblo en Vilo, publicada en 1995.

La invitación a reconstruir microhistorias es vigente, mucho más en un mundo donde la deificación de lo global justifica su crítica desde lo local.Pero es vigente en tanto se realicen algunas precisiones epistemológicas y políticas, objetivo del comentario que se concreta en este artículo de reflexión.

PALABRAS CLAVE: Microhistoria, globalización, enfoques, alcance e interés.

1

Afirma Luis González y González (1982: 26): “hay disciplinas en las que todo hijo de vecino puede meter su cuchara; una de esas es la historia”. Espolisémica la afirmación, eso está claro, y como la polisemia tiene la virtud (y a veces la desventaja) de conducir a la interpretación abierta, debería admitirse, entre otras, la siguiente: del plato de la historia sólo estarían llamados a comer los historiadores.

Sin embargo, y a riesgo de ser considerado “el entrometido hijo de vecino”, más grave aún, “hijo de vecino con estudios en filosofía”,habría por lo menos dos justificaciones para tolerar la intromisión: i) Que los filósofos se creen saber de todo un poco (es decir, que de lo específico ignoran lo más, como se mofó alguna vez Mario Bunge), lo cual constituye una manera de hacer referencia a la naturaleza de su actividad, o a su debilidad: carecen de un objeto de conocimiento específico; y ii) Que reconstruir la historia es unacapacidad distintiva de la especie humana, aún cuando la reconstrucción se realice por parte de especialistas o aún cuando de manera espontánea se haga por parte de cualesquier “paisano” en las faenas cotidianas del amor o de la guerra, del trabajo, de la contemplación creadora o del ocio detractor-deconstructor. En otras palabras, no sólo es que nuestra vida social y colectiva deja huellas paraposibilitar su reconstrucción histórica, sino además que la historia nos habita.

De modo que acudo a la naturaleza humana para hacer reflexiones sobre Historia y a la debilidad de aficionado a la Filosofía, que no de filósofo. Porque la invitación de Luis González no es a hacer “filosofía de la historia”, sino a reconstruir las microhistorias. Invitación paradójica, pues, justifica su invitaciónen un libro de siete micro-capítulos, en tres de los cuales hace “teoría de la historia”, es decir, hace filosofía de la historia, a pesar de que denigra de ella (la imagen de la serpiente devorándose su propia cola). Porque cuando el historiador no se dedica a hacer Historia sino que se dedica a reflexionar la naturaleza de su actividad, el sitio disciplinar en el que se ubica ya no es laHistoria, es la Filosofía, o un subsector de ella: la Epistemología. A favor de González habría que reconocer que hay una diferencia en calidad entre el producto teórico sobre la historia que sale de las manos de un historiador con oficio y el que sale de un filósofo aficionado ignorante de métodos, técnicas y modelos de reconstrucción histórica.

Ignorancia admitida –y diferencia establecida-, centrarélos comentarios únicamente en los apartes del libro referido dedicados a la teoría de la historia y, en particular, en los argumentos con los cuales el autor justifica su invitación a la “microhistoria”.

2

González se inclina por la Microhistoria recorriendo la vía de la oposición a los tipos dominantes de Historia. Según él, y siguiendo a Nietzsche, habría tres clases de historia: la...
tracking img