La política de la queja

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1448 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
La poética de la queja
Por José Pablo Feinmann | | |
Escrito en 1872, luego de la derrota de los federales de Peñaloza, de Felipe Varela y luego del aniquilamiento del Paraguay, el Martín Fierro expresa una épica de la derrota y –como tal– es lo que es: una poética de la queja. Podríamos establecer esta certidumbre: una épica de la derrota toma forma en tanto poética de la queja. CuandoHernández escribe su quejoso poema (además de la reciente derrota del Paraguay, leer, sin dilación, la estupenda novela de Eduardo Belgrano Rawson, Setembrada, donde los protagonistas ven desde un globo, desde el aire, el genocidio paraguayo) también ha sido aniquilado en la batalla de Ñaembé el último caudillo federal en armas: Ricardo López Jordán. Estaba diseñada la escenografía para que apareciera elprimer tango argentino, o sea, el Martín Fierro. Nadie ignora que la tanguística argentina se trama como poética de la queja: Filiberto le pone “Quejas de bandoneón” a su formidable tango quejoso y Discépolo, hundido ya en la definitiva niebla del final, hablará del “Cafetín de Buenos Aires” y no podrá olvidarlo “en esta queja”. El tango y su queja responden a la épica de la Argentina derrotadade la década infame. La mina que se pianta es la patria que se fue. En Hernández, el gaucho jamás intuye la posibilidad de enfrentar el orden hegemonizado por Buenos Aires. Eso quedó atrás. Eso lo hicieron los caudillos de la “anarquía” del año ‘20, Estanislao López, Ramírez, o -después– el bravío Facundo Quiroga, o el Chacho Peñaloza, el padre de los pobres, o Felipe Varela, el Quijote de losAndes. Derrotados todos ellos, derrotado el foco rebelde del Paraguay (único, incómodo ejemplo de un desarrollo autónomo en América), el gaucho Fierro sólo atina a quejarse, nunca a unir su destino al de otros gauchos y guerrear contra la política de Buenos Aires. Su única “rebelión” es juntarse con Cruz y escapar a la frontera, con los indios. Es el excluido que profundiza su exclusión.
Hernándezdetestaba a Estanislao del Campo, quien se había burlado de los gauchos en su Fausto (1866). El poema de Estanislao era, en verdad, una inspirada burla basada en la ignorancia del gauchaje. Parece un cuento de Fontanarrosa. Sobre todo El mundo ha vivido equivocado. Dos personajes dialogan acerca de una jornada excepcional. En Del Campo (para mí, aclaro, el cuento de Fontanarrosa es muy superior almeramente ingenioso poema de Estanislao), un gaucho, Don Pollo, le narra a otro, Don Laguna, cómo conoció al Diablo. Lo conoció en el “tiatro de Colón”. El chiste es que Don Pollo no distingue entre realidad y representación y no bien aparece el Diablo en escena él cree, sí, que es el Diablo en persona y se asusta gravemente. “¡Jesucristo!”, exclama Don Laguna. “Hace bien, santigüesé”, aconseja DonPollo, quien le relata toda la ópera de Gounod. Y concluye: “Cayó el lienzo finalmente/ y ahí tiene el cuento contao”. Y Don Laguna: “Prieste el pañuelo, cuñao/ Me está sudando la frente”. Y luego: “Lo que almiro es su firmeza/ Al ver esas brujerías”. Y Don Pollo: “He andao cuatro o cinco días/ atacao de la cabeza”. La poética de la burla se trama a partir de la ignorancia del gaucho. Son tanbrutos esos dos paisanos que se han tomado “en serio” esa ópera del Colón. O sea, un gaucho que va al Colón es un despropósito; tan ajeno es a ese lugar, tanto lo condiciona su ignorancia que sólo le queda el ridículo: tenerle miedo al cartón pintado. Bien, Hernández no se proponía eso. Estaba del lado de los gauchos y, lejos de reírse a costa de su ignorancia, se proponía expresar sus desdichas. Ensuma, quejarse.
El poema se abre postulando una “pena estraordinaria” del cantor. A esa “pena estraordinaria” sólo le cabe el consuelo, ya que el gaucho “con el cantar se consuela”. La función que en el tango traen “las copas” (“si las copas traen consuelo”) pareciera cumplirla el canto en el poema gaucho. ¿Para qué se canta? Para la queja: “Ninguno me hable de penas porque yo penando vivo”....
tracking img