La promoción de la paz

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 44 (10973 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 21 de junio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA PROMOCIÓN DE LA PAZ
UNIVERSIDAD CATÓLICA
SANTO TORIBIO DE MOGROVEJO

FACULTAD DE CIENCIAS EMPRESARIALES
Escuela de Administración de Empresas

Asignatura :
Doctrina Social de la Iglesia

Profesor :
P. JORGE MILLÁN

Estudiante:
VILLANES MEDINA, Diana Carolina

Chiclayo, Junio de 2008INDICE

I. ASPECTOS DE LA PAZ
1.1 Aspectos Bíblicos
1.2. Catecismo
II. LA PAZ: FRUTO DE LA JUSTICIA Y DE LA CARIDAD
III. EL FRACASO DE LA PAZ: LA GUERRA
1. La legítima defensa
2. Defender la paz
3. El deber de proteger a los inocentes
4. Medidas contra quien amenaza la paz
5. El terrorismo
6. El problema actual : armamentismo y desarme
IV. LA APORTACIÓN DE LA IGLESIA A LA PAZ
V.CULTURA DE PAZ
5.1. Colaboración entre cristianos, musulmanes y judíos
Conclusiones
Bibliografía

I. ASPECTOS DE LA PAZ

1. ASPECTOS BÍBLICOS

La paz es, ante todo, un atributo esencial de Dios: “Yahvéh-Paz” (Jc 6, 24). La creación que es un reflejo de la gloria divina, aspira a la paz. Dios crea todas las cosas y todo lo creado forma un conjunto armónico, bueno en todas sus partes(Cf. Gn 1, 4.10.12.18.21.25.31).
La paz se funda en la relación primaria entre todo ser creado y Dios mismo, una relación marcada por la rectitud (cf. Gn 17, 1). Como consecuencia del acto voluntario con el cual el hombre altera el orden divino, el mundo conoce el derramamiento de sangre y la división: la violencia se manifiesta en las relaciones interpersonales (cf. Gn 4, 1-16) y en las sociales(cf. Gn 11, 1-9). La paz y la violencia no pueden habitar juntas, donde hay violencia no puede estar Dios (cf. 1 Cro 22, 8-9).
En la Revelación bíblica, la paz es mucho más que la simple ausencia de guerra: representa la plenitud de la vida (cf. Ml 2, 5): más que una construcción humana, es un sumo don divino ofrecido a todos los hombres, que comporta la obediencia al plan de Dios. La paz es elefecto de la bendición de Dios sobre su pueblo: “Yahvéh te muestre su rostro y te conceda la paz” (Nm 6, 26). Esta paz genera fecundidad (cf. Is 48, 19), bienestar (cf. Is 48, 18), propiedad (cf. Is 54, 13), ausencia de temor (cf. Lv 26, 6) y alegría profunda (cf. Pr 12, 20).
La paz es la meta de la convivencia social, como aparece de forma extraordinaria en la visión mesiánica de la paz: cuandotodos los pueblos acudirán a la casa del Señor y Él les mostrará sus caminos, ellos podrán caminar por las sendas de paz (cf. Is 2, 2-5). Un mundo nuevo de paz que alcanza toda la naturaleza, ha sido prometido para la era mesiánica (cf. Is 11, 6-9) y al mismo Mesías se le llama “Príncipe de Paz” (Is 9, 5). Allí donde reina su paz, allí donde es anticipada, aunque sea parcialmente, nadie podrá turbaral pueblo de Dios (cf. Sof 3, 13). La paz será entonces duradera, porque cuando el rey gobierna según la justicia de Dios, la rectitud brota y la paz abunda “hasta que no haya luna” (Sal 72, 7). Dios anhela dar la paz a su pueblo: “Sí, Yahvéh habla de paz para su pueblo y para sus amigos, con tal que a su torpeza no retornen” (Sal 85, 9). El salmista, escuchando lo que Dios dice a su pueblo sobrela paz, oye estas palabras: “Amor y Verdad se han dado cita, Justicia y Paz se abrazan” (Sal 85, 11).
La promesa de paz, que recorre todo el Antiguo Testamento, halla su cumplimiento en la Persona de Jesús. La paz es el bien mesiánico por excelencia, que engloba todos los demás bienes salvíficos. La palabra hebrea “shalom”, en el sentido etimológico de “entereza”, expresa el concepto de “paz” enla plenitud de su significado (cf. Is 9, 5s.; Mi 5, 1-4). El reino del Mesías es precisamente el reino de la paz (cf. Jb 25, 2; Sal 29, 11; 37, 11; 72, 3.7; 85, 9.11; 119, 165; 125, 5; 128, 6; 147, 14; Ct 8, 10; Is 26, 3.12; 32, 17s; 52, 7; 54, 10; 57, 19; 60, 17; 66, 12; Ag 2, 9; Zc 9, 10 et alibi). Jesús “es nuestra paz” (Ef 2, 14), Él ha derribado el muro de la enemistad entre los hombres,...
tracking img