La rueda de la vida - ensayo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1843 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA RUEDA DE LA VIDA
Elisabeth Kübler-Ross

Este libro es el último que escribió Elizabeth Kübler-Ross. Es una especie de autobiografía. Inicia con su primera infancia, en la Suiza natal, y sigue narrando su juventud, la determinación de estudiar medicina y los hechos que a ello la condujeron, su viaje a Polonia después de la Segunda Guerra Mundial, su matrimonio con un estadounidense y eltraslado a los EE.UU., su labor con enfermos mentales y su posterior entrada en el mundo de la tanatología. Así pues, este libro viene a trazar una especie de arco que abarca la vida entera de esta fascinante figura, un retorno a los hechos, impresiones y emociones que determinaron el camino de esta excepcional mujer, que acabó por reabrir un tema que era tabú para nuestra sociedad: el momento deltránsito, la muerte, el despedirse de este mundo.
Küber-Ross supo desde muy joven que su misión en esta vida era la de aliviar el sufrimiento de los enfermos terminales. Aprendió mucho de esta experiencia y llego a una conclusión: morir es tan natural como nacer y crecer, pero el materialismo de nuestra cultura ha convertido este último acto de desarrollo en algo aterrador. Por lo demás, este no esun libro que trate sólo de tanatología. Con su fascinante lectura nos adentramos a las meditaciones de la autora con respecto a la práctica médica, comparando su labor como médica rural en su juventud con la mecanización que ha sufrido en la actualidad, con todo el automatismo y parte comercial que la rodea; acompañamos a Kübler-Ross en su labor como psiquiatra, durante la cual logró más avancestratando a los enfermos como seres humanos, escuchándolos, que todos los otros psiquiatras juntos aplicando teoremas y hipótesis postuladas en voluminosos tratados de psicología; nos encontramos ante la arteriosclerosis de las religiones institucionalizadas ante el fenómeno del tránsito; o ante la flagrante negación de la medicina oficial ante la existencia de la muerte. Pero como el vivir y elmorir son hechos inseparables, este libro también es una investigación sobre el fenómeno de la vida: sobre el significado de la encarnación en la vida humana, sobre la potencialidad de la existencia y la importancia de vivir plenamente; sobre la búsqueda del significado de la existencia individual, sobre el peligro de dar demasiado poder a los maestros espirituales, sobre la ecología y el respeto alplaneta. Sobre el vivir sinceramente para morir plenamente.
En lo personal ha sido muy gratificante leer su libro. Me agrado mucho la frase con la que Elizabeth comienza su narración, “La casualidad no existe”.. Negarnos a esa realidad solo nos complica la vida sin embargo seguimos aferrándonos a todo lo que no llega a nuestras vidas y rechazando lo que la vida nos regala en nuestro presente.Que diferente seria la vida de cada persona y las personas que ama si lo aceptáramos. A menudo, si dejamos las cosas tal como están, la vida siempre abre una vía de salida. A veces, no intervenir en el desarrollo de los acontecimientos resulta mucho mejor que intentar forzarlos para que sean como queremos. Puede que lo que creemos querer no sea lo que más nos conviene, o que cuando miramos atrás,nos demos cuenta de que lo que creíamos desear habría terminado siendo una pesadilla y nos alegremos por no haberlo conseguido.

Realmente me sorprendió saber que aun en aquellos tiempos, Europa manejaba mucho más libertad que en algunas partes de nuestro país aun hoy en nuestros días, el padre de Elizabeth respeto su decisión aunque estas iban en contra de sus planes y de su autoridad.Eso no implica que le fue fácil lograr sus sueños, quizás no le apoyo, pero le dejo ser -algo que quizás deberíamos de aprender los mexicanos. Realmente me cautiva la manera en como Elizabeth expresa su pasión por medicina y tanatologia (antes de que existiera) y como fue adentrándose en ella desde muy pequeña, como describe la muerte de la niña con la que compartió dormitorio en el...
tracking img