La sirvienta automática

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2262 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 24 de abril de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA SIRVIENTA AUTOMATICA

PERSONAJES:
- SINFORONIA:
- LUCRECIA: -
PERPETUA:
- SIERVIENTA AUTOMÁTICA:

ESCENA:

SINFORONIA.- (Con voz cómica) Perpetu-a-a-a (entra) ¿Dónde diablos estará
esa calmosa de Perpetua? he gritado con todos los pulmones llamándola: por lo menos media
hora y no parece todavía.
LUCRECIA.- No creías que fuera así ¿verdad?
SINFORONIA.- Ya estoy enferma ycansada de este negocio ¡cada día está peor
y peor! Nunca entiende las ordenes y siempre hace lo contrario de lo que se
le dice. Además es calmosa como una tortuga! estoy es el colmo!
LUCRECIA.- Bueno,,, para que la alquilaste?
SINFORONIA.- Querrás decir para qué la alquilaste tú.
LUCRECIA.- Yo nada tuve que ver, ésto fue negocio tuyo.
SINFORONIA (enfadada) ¿mío? necesitaría haber estadoloca para alquilar a
semejante alcornoque.
LUCRECIA.- Eso precisamente es lo que yo estaba temiendo.
SINFORONIA.- ¿Sigues insistiendo?... bueno, la cosa es que es muy calmosa
(con energía) y tenemos que poner fin a estos contratiempos.
LUCRECIA.- Esta vez hablaste bien.
SINFORONIA.- ¿Sólo esta vez, he? quieres decir que siempre hablo mal.
LUCRECIA.- ¿Cómo quieres hablar bien si nunca vas deacuerdo?
SINFORONIA.- Basta, escucha ahora lo que te voy a decir: Ayer en la tarde
cuando la Sra. Filomena vino a pagarme una visita, estaba yo apenadísima,
hubiera deseado que el piso se abriera para hundirme.
Mandé a Perpetua traer un poco de vino y pasteles y después de esperar una
hora regresó con una coliflor (cubriéndose la cara) era tal mi vergüenza que
no sabía si reír o llorar.LUCRECIA.- Y la comida mi querida Sinforonia? Ya pasa de la hora, tengo
hambre! ¿Dónde estará la calmosa de Perpetua? antes que venga tenemos tiempo
para hacer un viaje alrededor del mundo.
SINFORONIA.- Si me preguntas... tenemos tiempo hasta para morir de hambre
(se acerca a la puerta y llama) Perpetu-a-a-a, Perpetu-a-a-a ¿Oyes que
contesten?
LUCRECIA.- Ni un sonido.
SINFORONIA.- Niuna señal de vida.
LUCRECIA.- ¡Espera! quizá se encuentre en este lado (va a la puerta opuesta
y llama) Perpetu-a-a-a?
SINFORONIA.- (Se sienta suspirando) ¡No, pobre de mí! Estoy para perder la
paciencia que nunca he tenido! (mueve los papeles que están sobre la mesa y
después de una corta pausa exclama:) ¡Cielos! ¿qué veo? ¿has leído esta
invitación? escucha.
LUCRECIA.- Déjame ver! (learrebata el papel)
SINFORONIA.- (Insistiendo) ¡Oh, no, no, tú no. Yo voy a leer ahora, oíste?
LUCRECIA.- ¡Sí siempre tú! (sarcásticamente) (Se pelean unos momentos,
finalmente Sinforonia lee fuerte)
SINFORONIA.- El personal docente y alumnas del Colegio... tienen el honor
de invitar a Ud. y a su distinguida familia a la fiesta que con motivo del
onomástico de su digna y amada Directoratendrá lugar el día... en dicho
plantel, ¿Lucrecia has oído?
LUCRECIA.- ¡Oh, sí mi querida Sinforonia. ¿Vamos?
SINFORONIA.- ¡A dónde! ¿al colegio a nuestra edad?
LUCRECIA.- No tonta, a la fiesta. ¿Y qué regalo haremos a la Srita.
Directora?
SINFORONIA.- Dinero o cualquier otro objeto de utilidad.
LUCRECIA.- ¡Oh! yo tengo un abrigo nuevo... qué dices, sería un bonito
presente?SINFORONIA.- (Con sarcasmo) Seguro... quizá lo pueda usar para un durmiente!
LUCRECIA.- Bueno, y por qué tú no sugieres algo? Me dejas a mí todo lo que
es de pensar..... (las dos piensan) y qué dices si le regalamos el
refrigerador eléctrico?
SINFORONIA.- ¿Refrigerador? ¡Oh! ya me acordaste! tengo mucha hambre, ve a
llamar a Perpetua y dile que me traiga algo de comer.
LUCRECIA.- (Refunfuñando) ¡Túsiempre quieres que yo haga todo!.... como si
yo fuera tu inferior! Bueno paciencia... (llama a Perpetua) (se oyen pasos
lentos y arrastrados).
SINFORONIA.- ¿Será Perpetua? ¡Se oyen pasos! ¿Estoy soñando?
PERPETUA.- (Entra) (Habla extremadamente despacio y sin expresión de todo en
ella revela lentitud.) ¿Qué desean? Estoy dispuesta a hacer todo lo que me
manden y con la mayor prontitud...
tracking img