La sociedad en los tiempos de hoy

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2187 palabras )
  • Descarga(s) : 16
  • Publicado : 20 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA SOCIEDAD DE LOS TIEMPOS DE HOY

INTRODUCCION.
Hace ya algunos años, incluso antes de que tuviese lugar la revolución sexual del mayo del 68, y con unas intencionalidades y caminos diferentes, se empezó a preparar la ideología de género, como concreción estructural de la sociedad y el estilo de vida que propugna el feminismo radical. La utopía que persigue abandona definitivamente la defensade la mujer para centrarse en la confección de un constructo social en el que se valora, y por lo tanto se defiende, todo aquello que sea del gusto y agrado del individuo, todo aquello que le pueda proporcionar delectación, buscando la inmediatez del placer superficial e instintivo, sin dejar ningún espacio para el desarrollo de las personas.

DESARROLLO.
Fruto de esta superficialidad aparecela mentalidad blanda y sin exigencia, el hombre light, el trato seudorespetuoso que realmente ignora la persona, la transformación y utilización del lenguaje mediante la redefinición de términos con una semántica positiva por significados totalmente diferentes, incluso contrarios, de manera que cuando se utilicen uno se sienta llamado a aceptar en tanto que lo que se está colando es toda unarealidad diseñada expresamente, sostenida desde unas palabras totalmente vacías de contenido, las cuales se refieren a aspectos completamente opuestos a los que etimológicamente querían expresar. 
Con una estrategia muy bien pensada, definida, estructurada y planificada, la ideología de género empezó presentando la necesidad de respetar todo lo que los otros pudiesen desear hacer, y defendió latolerancia (cuyo auténtico significado es soportar) como elemento por el cual se inutilizaba cualquier crítica que otros pudiesen hacer de aquello impropio y que no era nada más que desorden y, en muchos casos, falta de respeto hacia los demás… que lo debían tolerar. También supo hacer una exaltación de la necesidad de progresar y llamó progre a aquellos que no se oponían a nada nuevo que pudieseaparecer, menos aún si procedía del pensamiento único dictado por los dirigentes de la ideología, a pesar de que fuese contrario a la naturaleza humana, sus necesidades auténticas y al bien común… concepto, éste, que también ha sido substituido por el de interés general.
 
Es así como se ha dado pabilo a lo vulgar, lo prosaico, lo mediocre, lo chabacano, lo obsceno, la fealdad, el negro y la oscuridadpresidiendo cualquier manifestación, lo estruendoso, la falta de armonía, lo disonante, la mentira,… en un intento igualador que pretende eliminar cualquier diferencia y que alguien pueda destacar en beneficio de los demás. Paradójicamente se detesta la belleza, la serenidad, la luz, lo sublime, la excelencia, la superación, el equilibrio,… siempre se impide el auténtico progreso de la persona ydel bien común, cuestiones marcadas frecuentemente como posiciones conservadoras que obstaculizan el desarrollo de aquello que cada uno pueda desear de inmediato. Es evidente que en este contexto, lo que más estorba es, justamente, la existencia de criterios morales y aquellos que los preconizan, en concreto, la más señalada en este sentido, la Iglesia Católica.
 
En España, país en el que máslejos se ha llegado en el despliegue de la ideología de género, se han desarrollado todo un conjunto de leyes, de todos ya conocidas, que han desorientado y cambiado totalmente el funcionamiento de la sociedad, pero que introducen un concepto diferente de ser humano, considerado prácticamente sólo como un elemento de placer alejado de su propia naturaleza, en una pretensión de conseguir que no estémarcado por su sexo, buscando que nada de lo que pueda desear esté obstaculizado por la cuestión sexual. Se pretende, así, igualar a todos los individuos por encima de la apreciación biológica de su sexo. El sexo no existe, todo lo que se pueda decir referente a él está vinculado al aprendizaje manipulador que la sociedad ha aportado desde siempre, e incluso la cuestión de la procreación está...
tracking img