La voladora

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 13 (3161 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 30 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Homenaje de la Prom CMN 73 a la Prom EAM XI.
LA “VOLADORA” (*)
Redactada por el Tcnl. José Javier de la Cuesta Ávila (LMGSM 1 CMN 73)
Dedicatoria,
Bravos amigos del aire
Un día sagrado vivimos
Unidos todos soñamos
Tras un mismo destino.
El comienzo.
Un 3 de marzodel año 1942 formamos en la amplia Plaza de Armas del Colegio Militar de la Nación en El Palomar para ingresar a la carrera militar. Éramos casi tres centenas de jóvenes que, en el mes de noviembre del año anterior, habíamos competido con casi dos mil aspirantes para tener la posibilidad del ingreso a este instituto. En este grupo se presentaban algunos que ya tenían predestinada su arma, ya quehabían sido seleccionados para integrar la “Aviación Militar” y materializarían la Promoción XI de ella. Había sido una competencia seria y difícil, ya que ese año se autorizaba ingresar con el 3er año secundario y no con el 4to como el anterior, lo que, naturalmente, duplicaba los candidatos.
La ceremonia de ingreso fue presidida por el Director del Colegio Militar, Coronel Emilio Daul,quien nos señalo, claramente, que iniciábamos una carrera que “no era ni la más cómoda ni la más lucrativa”, pero ello no hizo mella en nuestros espíritus, deseo y vocación. El mundo estaba en plena II Guerra Mundial, los ejércitos se enfrentaban con nuevas modalidades y armas y, dentro de ellas, aparecían los tanques y los aviones en una específica forma de enfrentamiento.
El primer acto fue ladistribución en las subunidades, que formaban el Batallón de Infantería del Cuerpo de Cadetes, donde conviviríamos durante el primer año, sin distinción, con el objetivo de hacer en nosotros las características básicas del militar. Compartimos los dormitorios y esta nueva vida, en la que aprendimos la existencia de los “superiores” y que la disciplina se refuerza con los “movimientos vivos”. Este“aprendizaje”, sin dudas, amalgamo amistades que se proyectarían a lo largo de los años y encontrarían las bases de permanencia en la vida.
Los “cadetes de aviación”, ocultos por la tira verde de la Infantería, eran los que miraban con atención y algo de emoción, por los grandes ventanales de las aulas a los aviones que despegaban o aterrizaban en las pistas de la cercana Base Aérea. El rugiracompasado despertaba a los somnolientos e interrumpía la voz de los profesores, aunque la figura del avión no estaba ante las miradas y “algún experto” señalaba que eran un “Foke” o un “Curtis”.
El año 1942 corrió en forma acelerada, culminando con las maniobras finales, en las que supimos del rigor del terreno, los fríos de la noche y la dureza de las marchas de la Infantería, mientras las armasmontadas pasaban raudas a nuestro costado. El regreso, casi triunfal, nos hacia salir de la condición de “bípedos implumes” para gozar de la nueva jerarquía como cadetes militares.
Elección de arma.
La primera actividad en el año 1943 fue la “elección de arma”. Los cadetes que habían ingresado como “de aviación”, fueron agrupados, mientras los demás “tratábamos” ser destinados al arma denuestra preferencia. Los “hijos de militar” tenían la opción de seguir el arma de su padre, los demás, por riguroso “orden de merito”, podíamos optar entre la Caballería, la Infantería, la Artillería o Ingenieros. Ese año, por ejemplo, se posibilito el ingreso de una cantidad superior a la normal anterior al arma de Artillería, que logro ser equivalente a la clásica demanda de Caballería.
Aquí fuela primera sorpresa, mientras los nuevos cadetes de segundo año nos desplazábamos, los de “aviación” habían formado un pelotón y marchaban alienados a su nuevo alojamiento. Todo hacía indicar que el segundo año de todos, no sería igual para los “aviadores”.
“Cuarta Compañía”.
La organización del Colegio Militar se había modificado, la “Sección Aeronáutica”, que dependía de la Agrupación...
tracking img