Lacan

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 30 (7358 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Sobre psicoanálisis
Extractos de algunos seminarios de Jaques Lacan

Seminario El Yo en la teoría de Freud y en la técnica psicoanalítica
Una definición materialista del fenómeno de conciencia
8 de Diciembre de 1954
Es frecuente que Freud, al recorrer su camino, alcance posiciones que a él mismo se le muestran contradictorias, y vuelva sobre algunas, lo cual no significa que en su momentono se justificaran. En síntesis, este movimiento del pensamiento de Freud, que no está concluido, que nunca se formuló en una edición definitiva, dogmática, es lo que tienen que aprender a aprehender por sí mismos. Para facilitar tal aprehensión intento comunicarles lo que yo mismo pude extraer de la reflexión realizada en mi lectura de las obras de Freud, iluminado por una experiencia que, almenos en su principio, ellas guiaban. Digo al menos en su principio, pues suelo cuestionar que dicho pensamiento haya sido siempre bien comprendido, e incluso rigurosamente respetado en el desarrollo de la técnica analítica.
Les enseño que Freud descubrió en el hombre el peso y el eje de una subjetividad que supera a la organización individual en tanto que suma de las experiencias individuales, eincluso en tanto que línea del desarrollo individual. Les doy una definición posible de la subjetividad, formulándola como sistema organizado de símbolos, que aspiran a abarcar la totalidad de una experiencia, animarla y darle su sentido. ¿Y qué es lo que aquí estamos tratando de realizar, si no una subjetividad? Las direcciones, las aperturas sobre nuestra experiencia y nuestra práctica, que aquíaportamos están destinadas a inducirlos a proseguirlas en una acción concreta.
En esta enseñanza, al igual que en un análisis, tenemos que enfrentar resistencias.
Las resistencias tienen siempre su sede, nos lo enseña el análisis, en el yo. Lo que corresponde al yo es eso que a veces denomino la suma de los prejuicios que implica todo saber y que cada uno de nosotros, individualmente, arrastra.Se trata de algo que incluye lo que sabemos o creemos saber, porque saber siempre es, en algún aspecto, creer saber.
Por eso, cuando una perspectiva nueva les es aportada de un modo descentrado con respecto a su experiencia, siempre se opera un movimiento por el cual tratan de recuperar el equilibrio, el centro habitual de su punto de vista: signo de lo que les explico y que se llama resistencia.Deberían, al contrario, abrirse a nociones surgidas de una experiencia diferente, y sacarles partido.
Tomemos un ejemplo. El otro día Claude Lévi-Strauss nos ofreció una perspectiva que implica la relativización radical de la realidad familiar, y que debería darnos ocasión para revisar lo que puede tener para nosotros de demasiado fascinante, de demasiado absorbente, la realidad quecotidianamente tenemos que manejar. Pues bien, ¿cómo eligió manifestarse al respecto uno de nuestros compañeros de ruta? Al fin y al cabo, dijo, más que inquietarnos por el convencionalismo del sistema familiar, recordemos que en la familia no están sólo los padres, están los hijos. Desde el punto de vista del niño, la realidad de la familia se restablece. Nosotros, los analistas, nos ocupamos de la relacióndel niño con sus padres. Esto nos evita perdernos en un relativismo sumamente desconcertante.
Establecer así la familia en la sólida realidad de la experiencia del niño era, por cierto, bien válido: situar el centro de la experiencia analítica en el hecho de que cada individuo es un niño. Pero por sí misma la intervención daba fe de esa propensión del juicio a centrar nuestra experienciaanalítica en la experiencia individual, psicológica.
Esto es lo que no hay que hacer, y lo ilustraré con algo que, sin ir muy lejos, encontramos al día siguiente en el agrupamiento llamado control.
Un sujeto soñó precisamente con un niño, un lactante en su estado primitivo de impotencia, acostado boca arriba como una pequeña tortuga volteada, y agitando sus cuatro miembros. El sujeto soñó con ese...
tracking img