Lalala

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2333 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 30 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
1)
Primera fase | Segunda fase | Tercera fase |
- Comienzos del siglo XVI a finales del siglo XVIII.- Jean Jacques Rousseau es una voz moderna arquetípica y el primero en utilizar la palabra moderniste. Fue un hombre de profundos conflictos.- Asombró a sus contemporáneos al proclamar que la sociedad europea estaba “al borde del abismo”, en vísperas de los alzamientos revolucionarios másexplosivos. - En su novela “La nueva Eloísa”, Saint-Preux, su héroe, realiza un movimiento exploratorio del campo a la ciudad. Éste experimenta la vida metropolitana como “un choque perpetuo de grupos y cábalas, un flujo y reflujo continuo de prejuicios y opiniones del conflicto”. | - Comienza con la gran ola revolucionaria de la década de 1790 hasta el siglo XX.- Nuevo paisaje sumamente desarrollado,diferenciado y dinámico en el que tiene lugar la experiencia moderna.- Todos los grandes modernistas del siglo XIX atacan apasionadamente este entorno, tratando de destrozarlo desde dentro; sin embargo, todos se encuentran muy cómodos con el.- Dos de sus voces más distintivas fueron Nietzsche y Marx.- Los pensadores del siglo XIX eran, al mismo tiempo, enemigos y entusiastas de la vida moderna. |- Siglo XX en adelante.- El modernismo se ha desarrollado creativamente, pero el pensamiento acerca de la modernidad parece haberse estancado, ha perdido el carácter dialéctico: crítico y entusiasta a la vez del siglo XIX, que propugnaba la lucha entre sus virtudes y defectos.- Weber: Critica a la vida moderna, pero no puede cambiarla. Orden económico es una “jaula de hierro” que determina lavida de los individuos irresistiblemente.- Tres tendencias en cuanto a la actitud hacia la vida moderna: Afirmativa, negativa y marginada.- Foucault: Se basó en Weber, en la “jaula de hierro”. El hombre moderno no tiene posibilidad de ser libre. La misma crítica a la modernidad es vacía, puesto que todo está determinado. |

2)
Ya para el siglo XIX se vivía entre tres sentimientos bienencontrados. Por un lado la burguesía y las ciencias veían en este mundo un sentido de progreso hacia nuevas formas del hombre, un sentimiento de victoria del espíritu humano; por otro lado las condiciones de la vida del hombre de este tiempo, del obrero, que no poseía ni derechos en las nacientes industrias, la contaminación y las enfermedades llamaban al hombre común a levantarse contra los poderesburgueses y de la aristocracia y para provocar una verdadera revolución popular; y por último (si es que debemos clasificar tan escuetamente el gran aliento que moviliza la historia) estaba la posición que sentía profundamente la separación del hombre con lo divino, la misma deprecación de la vida urbana y los ineficientes pasos realizados por las guerras civiles, sumándose un abismante escepticismo porel poder de la razón y del progreso.
Siendo de la clase burguesa, detestando a la chusma, pero compadeciéndose de ella, y personificando el vacío de trascendencia que dejaban estos cambios acelerados, Charles Baudelaire fue uno de los primeros artistas en teorizar y llevar el espíritu de la época a la poesía y a la crítica estética. Baudelaire tomó las nuevas formas, las reforzó desde sutradición e hizo de la experiencia artística la vivencia de lo contingente, de lo cambiante y novedoso que ofrecía ese mundo que veía como decadente e infernal.
Su cercanía a lo más oscuro de la época lo sumió en una divergencia que se mantuvo a lo largo de su vida: lo satánico (los placeres que ofrecía la gran ciudad; la desmesura) y lo divino (la salvación y la redención del pecado; el límite impuestode la moral cristiana). El Paris de su época estaba enfrentado a los cambios radicales de la época. La modernización emprendida por el Barón Haussman encargados por Napoleón III, ponían en marcha una serie de necesidades urgentes de la ciudad; la ampliación de los conductos sanitarios, la construcción de edificios en sincronía con la moda de los tiempos, la edificación de ministerios y otras...
tracking img