Las variedades de las experiencias religiosas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 721 (180153 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 14 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
William James

LAS VARIEDADES DE LA EXPERIENCIA RELIGIOSA
2a.
edición ediciones península historia/ciencia/sociedad 199

William James LAS VARIEDADES DE LA EXPERIENCIA RELIGIOSA
ESTUDIO DE LA NATURALEZA HUMANA Versión castellana de J. F. Yvars Prólogo de José Luis L. Aranguren

ediciones península

Título original inglés: The Varieties of Religious Experience.

Primera edición: mayode 1986. 1

Segunda edición: junio de 1994.

Prólogo
La fecha, 1901-1902, de la que procede este muy importante y muy actualizable libro, la del Curso de William James en las Gifford Lectures, de Edimburgo, fue un punto de inflexión en la historia de la psicología y, por ende, de la psicología religiosa y de la consideración de la religión por los hombres cultos. El capítulo I lo muestrabien: ya se podía empezar a luchar contra la idea, hasta entonces enteramente dominante entre los psicólogos, de la “neurosis religiosa” y, en general, de que las religiones son mero survival de pasados primitivismos. Una cosa es que, de hecho, los domines religiosi haya sido, frecuentemente, neuróticos, y otra, incidiendo en reduccionismo, concluir que la religión “no es más que neurosis”. Como diceXavier Zubiri en su libro póstumo El hombre y Dios, a lo sumo, la persona neurótica “será creyente neuróticamente”. Pero en muchos casos, ni aun eso puede concederse. Desde el punto de vista de su constitución nerviosa, William James piensa que George Fox, fundador del cuaquerismo, era un perfecto détraqué, en prueba de lo cual nos da una página de su Diario; y sin embargo, agrega, no puededudarse de su profunda religiosidad. Y - continúa arguyendo lo que nos importa de santa Teresa es su teología mística, y no las manifestaciones patológicas de su psiquismo. ¿Por qué este cambio de evaluación, este giro producido en la psicología de la época? El espiritualismo del fin-de-siglo, comenzado en la literatura, se extendió hasta la ciencia. Los personajes de Dostoievski (y, entre paréntesis,recuérdese también a Galdós y su evolución hasta la espiritualidad de Misericordia), intensamente neuróticos, eran, a la vez, intensamente lúcidos y, cada cual a su modo, intensamente religiosos. Por eso mismo, William James pensó que esos estados de borderline insanity, cuando se dan unidos a una alta calidad intelectual e intuicional, pueden proporcionar experiencias privilegiadas. Y ya dentrodel marco de los estudios psicológicos, habían aparecido ya, y son abundantemente citadas aquí, las obras de Leuba, formulador del concepto de faith-state y - precursor, a su modo, de Wittgenstein en su terreno - afirmador de que lo importante de Dios no es su conocimiento, sino su “uso”; el libro de Strabruck sobre la conversión, y los ensayos de Myers, donde se convierte en cuestión central elsubconscious self o “conciencia subliminal”, lo que James, siguiéndole, tiende a denominar, ambiguamente, “automatismos”. Y a este propósito, y como verá el lector, el nombre de Freud aparece ya citado. Desde el punto de vista del estudio de la fe, no siempre se valora suficientemente lo que, como apertura de espíritu, supuso el pragmatismo con su will to believe o “voluntad de creer”, al transferirtotal o parcialmente - a la “funcionalidad”, a la “utilidad”, al “uso” y la “acción” el valor de verdad. Es, piensa James, la gran ejemplaridad de los santos: los “frutos” de su vida, en tanto que autores o acrecentadores de nuestro patrimonio de bondad, su cash-value, la conexión orgánica de pensamiento y conducta. Mas el tema capital de William James en este libro es, a mi parecer, el de suconcepto antipositivista, antimaterialista, antiobjetivista, de experiencia. Los elementos “egoísticos”, como él los llama, no pueden ser suprimidos porque el “mundo de nuestra experiencia” no es reductible a los objetos científicos, que son solamente ideal pictures, representaciones abstractas, ajenas a nosotros mismos, en tanto que el inner state is our very experience it self. El objeto del...
tracking img