Leccion 5 oscar terán

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 16 (3761 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 19 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Trabajo de lectura y análisis:

Oscar Terán - Historia de las ideas en la Argentina

Lección 5– El positivismo: José María Ramos Mejía

y José Ingenieros

El movimiento positivista argentino se desarrolla entre 1890 y 1910, aunque su legado seguirá operando hasta bien entrado el siglo XX. Nació en la primera mitad del siglo XIX, en Francia, con el filósofo Auguste Comte[1]. Su mayorinfluencia se desarrolló sobre la obra de Herbert Spencer[2], que abarcaron las cuestiones de la naturaleza, la historia, la sociedad, la cultura…
En el positivismo argentino se destaca una mayor voluntad de sistematicidad, de profesionalismo. Esto se nota más en las figuras de José Ramos Mejía y sobre todo de José Ingenieros.

JOSÉ RAMOS MEJÍA

Miembro de una familia tradicional, formado enlas filas antirrosistas, se graduó de médico en la Universidad de Buenos Aires y se especializó en patología nerviosa.
Su recepción del positivismo será a través de una variante desarrollada en Italia bajo la jefatura intelectual de Cesare Lombroso[3], quien entre 1860 y 1870 funda la escuela de antropología positiva. Bajo su influencia Ramos Mejía escribió La neurosis de los hombres célebres en laArgentina y Las multitudes argentinas.
El cargo de mayor relevancia dentro del estado fue el de presidente del Concejo Nacional de Educación, entre 1908 y 1912. En ésta gestión, su pensamiento gravitó sobre el sector estratégico de la enseñanza primaria.
De su producción, veremos Las multitudes argentinas, en ese libro introduce conceptos que toma de la psicología de las masas, disciplina queestá surgiendo desde autores italianos y franceses, dentro de los que sobresale Gustave Le Bon[4]. Este escritor propone observar y analizar los colectivos humanos (secta, club) como conjunto, como persona colectiva dotada de voluntad, imaginación, etc.
Se remarca que la emergencia de ésta disciplina teórica se relaciona con la preocupación que los sectores dirigentes experimentan ante laaparición de las multitudes urbanas. Este tema recorre todo el siglo XIX a raíz de la Revolución Industrial y de la presencia de esas multitudes urbanas en el espacio público y político que marcará las sucesivas revoluciones francesas: 1789, 1793,1830, 1848, 1871. Dentro del campo de los intelectuales, la revolución de 1848 constituye una bisagra, ya que muchos intelectuales que habían apoyado estoslevantamientos consideraron a partir de entonces que se trataba de movimientos destructivos, sobre todo por las consignas de “vuelta al orden” y de “fin de la revolución”.
La figura de la multitud como una realidad amenazante forma parte de las representaciones reactivas ante el ciclo revolucionario francés y europeo en general.
¿Qué son esas masas o multitudes en el momento en que Ramos Mejíaescribe? Son las multitudes urbanas, las que “hacen problema”, que en Argentina están en el mundo de los trabajadores con la inmigración (dado que cada trabajador e inmigrante son categorías que se superponen). Esa presencia, vivida como amenazante, motiva a José María Ramos Mejía a preguntarse ¿cómo evitar que la presencia de las masas afecte la gobernabilidad y el reconocimiento del papel rector de laminoría dirigente?
Aquí el saber positivista se ofrece como respuesta, porque para dominar ese fenómeno hay que conocerlo, y el positivismo cree haber descubierto leyes científicas sobre los hechos sociales, para esto elabora toda una representación de la relación entre las masas y las elites.
Los análisis de Le Bon y sus seguidores pueden enmarcarse como respuestas a un fenómeno socio-políticodentro de la secularización de los tiempos modernos. Le Bon había escrito: “Quien conozca el arte de impresionar la imaginación de las muchedumbres conoce también el arte de gobernarlas”· la manera de designar a ese sujeto colectivo llamado “masa” desde la antigüedad fue: “plebe”, “pueblo”, “chusma”…
Ramos Mejía y otros de su grupo, la llaman: “masa” o “multitudes”.
El positivismo confía en...
tracking img