Lectura y redacción

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1589 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 30 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
El payaso mudo
Le dolían los pies. Pero no se dio cuenta hasta que llegó a un parque que no conocía. Debía de estar muy lejos de casa y de la empresa de su padre. En el parque había mucha gente. Había chicas que empujaban carritos con niños y hablaban de novios; parejas de novios que hablaban de niños y de encontrar trabajo, y de tener una casa con balcón para colgar los geranios.
 Habíahombres gordos con chándal que corrían alrededor de una fuente; ancianos sentados en los bancos que contaban historias larguísimas y eran capaces de toser y reír al mismo tiempo.
Había pájaros en los árboles y palomas en el suelo, niños y niñas que jugaban a pelearse y se mataban de risa.
  Y, lo más curioso: había mucha gente apelotonada en uno de los extremos del parque. Evaristo se acercó.Quería saber cuál era el motivo. Se coló entre las piernas de los mayores hasta alcanzar la primera fila.
Quien atraía las miradas era un payaso. Bueno, no. No era exactamente un payaso. Tenía la cara pintada de blanco, los ojos rodeados de círculos negros, una enorme sonrisa roja, una camiseta de rayas negras y blancas y un pantalón negro con tirantes.
Pero no hablaba. Sólo hacía gestos ymovimientos. Fingía correr, pero no se movía del sitio. Parecía encerrado tras un cristal, sin que nadie viese cristal alguno. Se le veía cortar una cuerda, aunque no hubiese ni cuerda ni tijera en sus manos. Abría puertas invisibles... Era la mar de divertido.
La gente aplaudió mucho al final de su actuación. Algunos lanzaron monedas al interior de un sombrero que el payaso mudo tenía junto a lospies. Después, el corro se deshizo. Cada cual regresó a sus paseos o quehaceres.
El payaso que no parecía un payaso recogió el sombrero. Contó las monedas. No debió de parecerle mucho, porque encogió los hombros con gesto de resignación. Guardó las monedas en un bolsillo y se puso el sombrero. También se colgó del hombro la mochila. Y ya se iba a marchar cuando reparó en la única persona que aúnle contemplaba como si la actuación no hubiese terminado.
El hombre de la cara pintada hizo un expresivo gesto mirando a Evaristo.
«Lo siento», pareció querer decir, «pero la actuación se acabó por hoy, chaval. Es inútil que sigas esperando.»
—¿No puedes hablar? —le preguntó Evaristo.
 El hombre miró hacia un lado y hacia el otro, como asegurándose de que no había nadie oyendo, ysusurró:
  —Sí que puedo. Pero no debo. Los mimos hablamos sin palabras.
  —¿Los qué?
  —Los mimos. Yo soy un mimo. ¿No sabes lo que es?
  —No.
  —Pues lo que has visto que hacía antes, delante de la gente, era mímica. Consiste en hablar en silencio, con gestos, con movimientos, con la mirada. Y los que hacemos mímica nos llamamos mimos —concluyó su explicación el hombre de la cara blanca.
 1.Responde a las siguientes preguntas según la respuesta que corresponda:

 a.      ¿A dónde llegó Evaristo?
-         A un parque.
-         A su casa.
-         A una ciudad.
 b.      ¿Qué atría la mirada de la gente?.
-         Unos niños.
-         Un coche.-         Un payaso.

 c.      ¿De qué color tenía la cara el payaso?.
-         Negra.
-         Verde.
-         Blanca.
 d.      ¿Cómo estaban sus ojos pintados?.
-         Con círculos negros.
-         Con círculos rosas.
-         Con cuadrados verdes. e.      La camiseta era de......
-         Cuadros rojos y blancos.
-         Rayas negras y blancas.
-         Rayas rojas y azules.
 f.      ¿Qué no tenía el payaso para cortas?.
-         Un cuchillo.
-         Un serrucho.
-         Unas tijeras....
tracking img