Ley y subjetividad

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 22 (5487 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de mayo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Ley y subjetividad : culpa y prohibición.
Marta Gerez Ambertín
Introducción
Un trabajo ininterrumpido de treinta años en el campo de la clínica psicoanalítica- tanto en la práctica privada como hospitalaria-, y a la vez el adentrarme por años en el análisis del discurso en torno al sujeto de la pena a partir del análisis de expedientes judiciales, me conduce hacia ese lugar que anuda yconfronta la subjetividad con la ley: el campo de la culpa, campo éxtimo para utilizar un término de Jacques Lacan por cuanto da cuenta de las posibles marcas que la ley deja en la subjetividad y, a la vez, delata lo imprescindible que es para el sujeto humano la vigencia de la ley, sin la cual la intimidad de la casa subjetiva no podría esbozarse ni soportarse.
Los temas que desarrollo más adelante hansurgido de intensos debates con psicoanalistas, sociólogos, abogados, juristas. Desde esa alteridad imprescindible para la transmisión y la producción escrita me fue planteada la necesidad de recuperar, para la mentada culpa, su lado menos obsceno -menos obsceno del que había destacado en mis libros "Las voces del superyó" (1994) y en "Imperativos del superyó" (1999)-.
Efectivamente, dado que ellado "tratable" de la culpa deja como trazo en el sujeto la posiblidad de la legitimación del lazo social, entendí que tenía una falta para con la "amable culpa" -o al menos, menos "hereje" que la más hereje- que podía ser desarrollada y que eso me conduciría hacia la insondable aunque productiva posibilidad de todo sujeto de crear un debate en su "foro interno" que aquí llamaré el asentimientosubjetivo de la culpa: pasaje del sujeto culpable al sujeto responsable. Esto posiblita una productiva área de trabajo conjunto de juristas y psicoanalistas ya que, en tanto alguien pudo y/o puede deliberar con el Otro de la ley, puede deliberar consigo mismo y esto le permite declarar su falta (su culpa hecha discurso y testimonio al Otro) y recibir una sentencia jurídicamente fundamentada.Desarrollo a continuación mis hipótesis acerca del lado menos hereje de la culpa, la relación de la culpa con la ley, con el amor y el inconsciente, a la vez que las estrategias y los instrumentos de trabajo que pueden compartir juristas, penalistas y psicoanalistas me conducen a los planteos que propongo. No hay en todo ellos planteos más que un debate incesante, ¿cómo se anuda el sujeto a la ley?,¿cómo convive con ella?, convivencia imprescindible aún para burlarla, ya que el exilio de la ley lo deja, no sólo fuera de ella sino también sin casa interior donde refugiarse, es decir, lamentablemente desubjetivizado. Desde esta óptica espero que puedan leerse mis planteos.
2- Ley, culpa y subjetividad
La culpa, la mácula, la falta, el pecado, la cobardía moral y sus sentimientos concomitantes:el remordimiento, la desdicha y la desventura configuran ese costado pesumbroso que el sujeto quisiera arrancar de sí, pues su peso le indica que el anhelado paraíso de ser para siempre feliz no es sino una simpática utopía.
No se trata justamente de cantar loas a ese opaco sentimiento que acosa al sujeto y (re)muerde su conciencia, se trata de darle el lugar que le corresponde en la subjetividadporque, paradojalmente y más allá de los malestares que provoca, es preciso reconocer que desde el psicoanálisis no es posible pensar en la estructura de la subjetividad sin esa categoría omnipresente que es la culpabilidad, a tal punto que pretender extirpar la culpa del sujeto resulta absolutamente imposible: ello implicaría disolver al sujeto.
Es así porque la culpa es la resultante observableen la subjetividad de que "con la Ley y el crimen comenzaba el hombre" (LACAN, J. 1950, p. 122.) en tanto da testimonio de uno de los problemas más cruciales de la humanidad: "la lógica de lo prohibido", que se resume en la pregunta ¿qué es la prohibición? La ley establece los parámetros de lo prohibido, sin embargo, la humanidad toda y la subjetividad que se aloja en ella, ha mantenido y...
tracking img