Leyendas antiguas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1689 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 11 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Leyendas

Fundación de la Ciudad de Puebla
Siendo Obispo de la ciudad de Tlaxcala, Fray Julián Garcés, soñó en varias
ocasiones con un bello valle en el que cruzaban tres ríos, con árboles y montañas, en el cual
bajaban los ángeles del cielo y tendían sus hilos de oro y plata y trazaban una ciudad.
Al despertar, contó su visión del sueño e invitó a sus compañeros, los frailes a que
fuerana localizar tan maravilloso lugar. Emprendieron camino, hasta encontrarlo.
Con gran gozo al identificarlo dijo: ¡Éste es el lugar que en mis sueños señalaron los
ángeles! Y allí se fundó la bella ciudad de Puebla.

Fundación de la Catedral
Cuenta la leyenda de la fundación de la catedral, que para finalizar la construcción
los hombres pasaron 30 días tratando de subir la campaña a la torreizquierda, sin embargo
esta era muy pesada por lo que no habían tenido éxito. Una noche, mientras el guardia
dormía unos ángeles bajaron del cielo para subir la campana a su torres izquierda.
A la mañana siguiente se escuchó la campana sonar, y cuando salieron vieron que
estas habían sido colocadas en la torre.

China Poblana
Mujer legendaria considerada por muchos como la china poblana. Suleyenda
comenzó cuando Mirra, hija del príncipe del gran Mongol, fue raptada por bucaneros
chinos en la ciudad amurallada de Delhi. Fue vendida a los piratas portugueses que la
trasladaron a Manila, donde fue adquirida por el virrey de la nueva España, Diego Carrillo
Mendoza y Pimentel, marqués de Gelves, quien solicitó a su amigo, el capitán y mercader
Miguel Sosa fuera a recibirla al puertode Acapulco.
La partida presurosa del marqués del Gelves obligó al capitán Sosa a llevar a la
princesa a la ciudad de Puebla, en marzo de 1624. Fue bautizada con el nombre de Catarina
de San Juan y puesta bajo el cuidado de Sor María de Jesús Tomelín, maestra de novicias,
para que recibiera la educación cristiana en el convento de las monjas concepcionistas.
Catarina despreció la riquezamaterial, para consagrarse de lleno a la religión, su
muerte ocurrió en la casa del capitán Hipólito del Castillo y la multitud acudió a venerar sus
restos, depositados en una bóveda del presbítero del templo de la compañía.

Leyendas

Casa del que mato al animal
En la época de la colonia, se decía que del volcán La Malinche bajaba una criatura
enorme que mataba a las personas y causabagrandes daños.
Un niño, hijo de don Pedro Carvajal, salió de su casa para jugar en el bosque,
entonces fue atacado por este animal y devorado en el acto.
Don Pedro Carvajal, indignado y triste por el acontecimiento, decidió ofrecer una
recompensa a quien matara a la bestia. Un joven soldado se ofreció para matar al animal.
Hubo un terrible combate entre la bestia y el soldado, quien estaba endesventaja.
Después de una sangrienta lucha el hombre salió victorioso. Las autoridades lo premiaron
con títulos de nobleza.
Tiempo después, el valiente soldado conquistó el corazón de la hija de don Pedro y
se casó con la hermosa dama. El padre, orgulloso y contento, les dio la casa que hoy se
encuentra en la avenida 3 Oriente con el número 301 (ahora oficinas de Organización
EditorialMexicana).
En la entrada principal se puede ver grabado en la piedra al soldado luchando contra el
animal.

Casa de los muñecos
La leyenda en sí, es sencilla y breve. La narración se complementa con los hechos
reales, históricos, y con los personajes que se citan en ella. Era Don Agustín de Ovando y
Villavicencio un angelopolitano distinguido, influyente y poderoso entre las autoridadeseclesiásticas y civiles de la Angelópolis y uno de los habitantes de la Intendencia de Puebla
más ricos, dueño de muchas casas de gran valor y propietario de de algunas haciendas
sureñas de Acatlán.
Era señor de abolengo, descendiente y heredero de la casa hispánica de los De
Ovando; que lucía escudo labrado en piedra en la parte alta del ancho y alto zaguán del
edificio virreinal. Don Agustín era...
tracking img