Leyendas de guatemala

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 13 (3011 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 16 de mayo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Leyendas del Sombrerón
El sombrerón recorre los portales...
En aquel apartado rincón del mundo, tierra prometida a una Reina por un Navegante
loco, la mano religiosa había construido el más hermoso templo al lado de la divinidades
que en cercanas horas fueran testigo de la idolatría del hombre —el pecado más
abominable a los ojos de Dios—, y al abrigo de los tiempo de montañas y volcanesdetenían con sus inmensas moles.
Los religiosos encargados del culto, corderos de corazón de león, por flaqueza humana,
sed de conocimientos, vanidad ante un mundo nuevo o solicitud hacia la tradición
espiritual que acarreaban navegantes y clérigos, se entregaron al cultivo de las bellas artes
y al estudio de las ciencias y la filosofía, descuidando sus obligaciones y deberes a tal
punto, que,como se sabrá el Día del juicio, olvidábanse de abrir al templo, después de
llamar a misa, y de cerrarlo concluidos los oficios...
Y era de ver y era de oír y de saber las discusiones en que por días y noches se
enredaban los mas eruditos, trayendo a tal ocurrencia citas de textos sagrados, los más
raros y refundidos.
Y era de ver y era de oír y de saber la plácida tertulia de los poetas, eldulce arrebato de
los músicos y la inaplazable labor de los pintores, todos entregados a construir mundos
sobrenaturales con los recados y privilegios del arte.
Reza en viejas crónicas, entre apostillas frondosas de letra irregular, que a nada se
redujo la conversación de los filósofos y los sabios; pues, ni mencionan sus nombres, para
confundirles la Suprema Sabiduría les hizo oír una vozque les mandaba se ahorraran el
tiempo de escribir sus obras. Conversaron un siglo sin entenderse nunca ni dar una
plumada, y diz que cavilaban en tamaños errores.
De los artistas no hay mayores noticias. Nada se sabe de los músicos. En las iglesias se
topan pinturas empolvadas de imágenes que se destacan en fondos pardos al pie de
ventanas abiertas sobre panoramas curiosos por la novedad delcielo y el sin número de
volcanes. Entre los pintores hubo imagineros y a juzgar por las esculturas de Cristos y
Dolorosas que dejaron, deben haber sido tristes y españoles. Eran admirables. Los literatos
componían en verso, pero de su obra sólo se conocen palabras sueltas.
Prosigamos. Mucho me he detenido en contar cuentos viejos, como dice Bernal Díaz
del Castillo en “La Conquista de NuevaEspaña”, historia que escribió para contradecir a
otro historiador; en suma, lo que hacen los historiadores.
Prosigamos con los monjes...
Entre los unos, sabios y filósofos, y los otros, artistas y locos, había uno a quien
llamaban a secas el Monje, por su celo religioso y santo temor de Dios y porque se negaba
a tomar parte en las discusiones de aquéllos en los pasatiempos de éstos,juzgándoles a
todos víctimas del demonio.
El Monje vivía en oración dulces y buenos días, cuando acertó a pasar, por la calle que
circunda los muros del convento, un niño jugando con una pelotita de hule.
Y sucedió...
Y sucedió, repito para tomar aliento, que por la pequeña y única ventana de su celda,
en uno de los rebotes, colóse la pelotita.
El religioso, que leía la Anunciación de Nuestra Señoraen un libro de antes, vio entrar
el cuerpecito extraño, no sin turbarse, entrar y rebotar con agilidad midiendo piso y pared,
pared y piso, hasta perder el impulso y rodar a sus pies, como un pajarito muerto. ¡Lo
sobrenatural! Un escalofrío le cepilló la espalda.
El corazón le daba martillazos, como a la Virgen desustanciada en presencia del
Arcángel. Poco, necesitó, sin embargo, pararecobrarse y reír entre dientes de la pelotita.
Sin cerrar el libro ni levantarse de su asiento, agachóse para tomarla del suelo y devolverla,
y a devolverla iba cuando una alegría inexplicable le hizo cambiar de pensamiento: su
contacto le produjo gozos de santo, gozos de artista, gozos de niño...
Sorprendido, sin abrir bien sus ojillos de elefante, cálidos y castos, la apretó con toda
la mano,...
tracking img