Literatura americana

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 20 (4802 palabras )
  • Descarga(s) : 9
  • Publicado : 18 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Primer Premio Ensayo Categoría Socios (año 2001) Autor: Dr. Pablo Scasso Rossi Seudónimo: “Morcote”

Casa tomada: aproximaciones a una interpretación
1 – Susurros del pasado La invasión sobreviene en forma ominosa. El relator se limita a este comentario: “Tuve que cerrar la puerta del pasillo. Han tomado la parte del fondo”. Un día cualquiera, desde la parte de la casa menos frecuentada por lapareja de hermanos, la tranquila estabilidad de la casa se quiebra por ruidos inexplicables. Tan rápido como aparecen, esa “parte más retirada” de la casa se clausura detrás de una “maciza puerta de roble”. Una parte del espacio vital se aísla y pasa a ser “el otro lado de la casa”. Los hechos acontecen como si fueran parte de algo que algún día debía suceder. De tal manera la “espaciosa yantigua” casa se transforma en un espacio que “daba la impresión de un departamento de los que se edifican ahora, apenas para moverse”. Más que resignación, cierta aceptación comienza a instalarse junto a esa inmovilidad parcial, a esa pérdida. Según cuenta el hermano, si bien la pareja casi nunca iba más allá de la puerta de roble “salvo para limpieza, pues es increíble cómo junta tierra en losmuebles”, esa parte retirada de la casa se conservaba limpia. La sensación de polvo que vuela, cubre e impregna no sólo el ámbito sino que se proyecta a todo Buenos Aires, envuelve la atmósfera de por sí antigua y llena de rombos de carpetas y macramé, sala de gobelinos y una biblioteca de autores franceses anteriores a 1939, en una suerte de recinto de la memoria donde reside un pasado imposible deborrar, de limpiar. Hablamos de un pasado muy remoto, el pasado de la infancia. Esa turbidez del aire que cubre muebles y pianos intenta ganar la partida frente a las infructuosas insistencias por mantener inmaculada “esa otra parte de la casa” tan antigua como llena de recuerdos. Este mundo cerrado, que recuerda el mundo cristalizado de las viejas fotos, permanece inmutable y parcialmente velado por lafiligrana sepia del pasado. Los recuerdos parecen rondar como el mismo escurridizo polvo que se cuela entre las sombras de los muebles, en los rincones de los tres grandes dormitorios. Habitaciones que no pertenecen a los hermanos sino que remiten a sus padres y posiblemente a sus abuelos. No es entonces la casa la que empieza a ser tomada, no es la casa la que se está invadiendo, se está tomandoun símbolo que representa un pasado encarnado en la historia de la pareja de hermanos. La casa es el recinto de un pasado que se quiere inmaculado pero que el polvo, ese representante del implacable tiempo, insiste en hacerse presente. Sin embargo, el relator manifiesta otro tipo de insistencia, de necesidad que avale la supervivencia de la pareja: la del tiempo detenido. Tiempo real que jamáspodrá detenerse a pesar de que los diferentes rituales de limpieza y ordenamiento intenten, mágicamente, detenerlo. Tiempo que sólo se detuvo dentro de los hermanos. En esa casa inmovilizada a través de conductas estereotipadas y rituales cotidianos, un día se quebró el frágil mecanismo que permitió la puesta en marcha de ese “otro reloj” que significó el acoso con los ruidos. Ruidos más bien dentrode los hermanos (del relator) que dentro de la casa. Hay entonces un esbozo de impotencia que crece sigilosamente, como si aquel tiempo congelado de repente iniciara un deshielo lento y comenzara a transcurrir, a tornarse angustiante pues amenaza la seguridad del matrimonio de hermanos. La pérdida de control del pasar de los días debe ser rechazada pues si así no fuera, la angustia sobrevendría.“La limpieza se simplificó” –dice el relator. Cada cual tiene más tiempo para ocuparse de las cosas rutinarias. La ritualidad se intensifica. Se ha perdido un lugar que significa un pasado. Es a través de un mecanismo de defensa (el aislamiento) como la pareja se resguarda en el presente. Con este mecanismo, el hermano (el relator) momentáneamente opone la defensa –“tuve que cerrar la puerta”–...
tracking img