Lo que oian las mujeres segun el artículo de nydia rivera-gloeckner

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1802 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 2 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Lo que oían las mujeres en la literatura medieval según el artículo de Nydia Rivera-Gloeckner, What women Heard in El Conde Lucanor y Patronio

“La belleza del cuerpo solo reside en la piel. En efecto, si los hombres vieran lo que hay debajo de la piel, la visión de las mujeres les daría nauseas”. Odon de Cluny
El papel primordial de la mujer en la época Medieval era el de ser buenaesposa y el de procrear hijos buenos y cristianos. Esto requería de una completa sumisión al hombre, en este caso su esposo, y a la iglesia. El esposo buscaba una mujer educada, callada y creyente y que además contribuyera con una dote considerable independientemente de su belleza y de su edad. Lo que se buscaba era un matrimonio benéfico y favorable para el hombre y no necesariamente para lamujer. Lo intolerable se volvía tolerable (Gloeckner, p. 137), si la unión arrojaba un beneficio económico y distinguido al matrimonio, pero sobre todo a la familia del esposo. Gloeckner en su artículo expone como la mujer era aceptada en sociedad sólo si era casada, viuda o monja. Era sobrentendido que ella vivía para servir, honrar, complacer y proteger su honor para beneficio de su esposo, auncuando su propia vida estuviera en peligro.
La literatura medieval ofrece un panorama de la mujer ambiguo, puesto que tanto la glorifica con la imagen de la Virgen María y su culto mariano, (mujer perfecta) como la demoniza con la imagen de Eva, (causante de todos los males del hombre). Dos ejemplos de esto son Los Milagros de Nuestra Señora de Gonzalo de Berceo y El Conde Lucanor y Patronio deDon Juan Manuel, escritos a principio del siglo XIII y XIV respectivamente. Gloeckner trabaja este último el cual presenta una colección de cuentos didácticos, que aunque están dirigidos a los hombres, estos dictan o enseñan lo que se esperaba de las mujeres de la época. En particular me llama la atención el hecho de que hoy en día en el matrimonio, la sumisión, el silencio, la lealtad y lafidelidad son características que aun se esperan por parte de la mujer, mas no tanto del hombre. Tal vez el silencio ya no es tan ‘silencioso’ como entonces, porque la opinión de la mujer se puede considerar más valiosa, pero las otras características sí se ponen a la expectativa.
El artículo aquí mencionado saca a la luz que la mujer medieval está consciente de que no tiene aliados ni en laIglesia ni con el hombre, mas sin embargo, esto sólo parece ocurrir cuando ella se comporta como la “Eva” desafiante de su esposo o de la Iglesia. Tal es el caso del ejemplo número 27, donde la esposa es la causante de su propia muerte. El Emperador no aguanta más lo belicoso de su mujer y siente que no soportará la vida con ella, además cree que también le acarreará mucho daño a su reino, razón porla cual el Papa le deja la solución a su buen entendimiento, dándole a creer que cualquier cosa que haga para deshacerse de ella será perdonado, puesto que no hay pecado sin perdón si el arrepentimiento del pecador es verdadero. Es así que el Emperador urde un plan para que ella misma se cause la muerte. Al contrario de lo que le pasó al emperador con su esposa aguerrida y terca, Gloeckner hacemención del segundo ejemplo dentro del número 27 donde se cuenta lo que le pasó al Conde Don Álvar Fáñez Minaya, quien encontró a una mujer sumisa, trabajadora, callada, inteligente, amante de su esposo y respetuosa de sus decisiones. El Conde estaba tan contento con ella que también la honraba y respetaba, (Gloeckner, p.140).
Creo que el mensaje que los hombres y las mujeres escuchaban en losdos cuentos de éste ejemplo es que se esperaba que la esposa siempre debería comportarse como la Virgen María, la mujer perfecta, para que tanto la Iglesia como su marido la aceptaran y la glorificaran, pero siempre y cuando ésta siguiera siendo la mujer perfecta, porque igual dispondrían de ella si quisieran. La intención didáctica en los cuentos del ejemplo 27 de las dos mujeres me recuerda...
tracking img