Los años de un viejo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1063 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 25 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Comenzamos, tratamos de darle un sentido razonable a nuestra vida, ingnorando lo malo, aveces arriesgando mas de lo normal. Cuando decidimos comenzar a experimentar, a contemplar los placeres de la vida, la mayoría nos llevan al extasis, a una dimensión en la cual nos sentimos tan nuestros, tan autónomos de nuestros pensamientos y acciones, que el mundo se hace invisible y olvidamos totalmentelas leyes de la moral, justicia y del mismo subconciente. Pero que hacer, como lograr atrapar lo inatrapable, olvidar lo inolvidable, es mejor dejar llevarnos por nuestros mas intimos deseos, ceder ante lo que tanto nos atrapa y dejarlo salir.
Seria una vida perfecta, pasamos por tantas cosas que aveces recordamos muy pocas, ¡que gracia! que gracia tiene saber que tus recuerdos serán empujados pornuevas experiencias, por nuevos recuerdos que aunque poco tiempo tendras presente te ayudaran a pasar el tan difícil dia a dia. Si asi va a hacer, como romper ese taboo y volver a vivir, recordar esos tiempos en la que tu edad no era un impedimento para vivir, soñar, volar solo o con alguien a tu lado, tu vida era tan distinta. Ahora que tu mente, por ultima vez quiere sentirse joven, tocar esedulce néctar de la juventud, tu cuerpo siente que la necesidad es más grande que la moral, y tienes esa oportunidad de volver a sentirte querido, deseado aunque tu dinero sea la razón de tan difíciles sensaciones.
Es fácil ignorar y juzgar a primera vista, llega ese momento en que el espacio de la vida y la muerte se hace tan corto que un sentimiento, una sensación puede ser marcada como laultima, pero como morir, como llegar a ese punto de explosión en la que tu cuerpo ceda, se sienta completo, lleno, sentimental y física. Piensas, llevas 90 años de experiencia y tu cuerpo quiere sentirse otra vez loco, frenético ante lo prohibido y tan codiciado.
Alguien te toca a tu puerta, sin saber que en tu mente las cosas no van tan bien como aparentas, ese pecado tan repetitivo, esa sensaciónde hacer tuya algo sin dueño, algo tan oculto tan intimo que de solo pensarlo tu cuerpo reacciona y da conocer las verdaderas leyes del cuerpo. Te cansas de saber que en el dia en que tu vida pasa a ser un año más vieja, más experiencia, mas ,recuerdos, todavía hay espacio para uno más. Si quieres estar con alguien puro, que su amor sea tuyo aun sin existir contacto previo, pero saciaría tus ganasde experimentar, revivir esa locura perdida por los años y aprovechar ese momento tan pequeño que la vida te da, tienes una sensación conocida pero un poco extraña para tu mente, tu cuerpo. Vas a estar en una situación un poco incomoda para ti, tus 90 años no llevan solos, pero no importa tu mente en total estaxis disimula y cede.
Ha llegado ese momento, llevas tanto tiempo preparándote, que tansolo pensarlo otra vez te incomoda, quieres que eso pase ya, quieres acostarte, tocar, sentir eso que alguna vez fue tan fácil tener pero que ahora tu edad hace tan difícil, tan inmoral, hoy tu vida cambia, a tus 90 te sientes joven otra vez.
Empiezo a pensar cómo será mi vejez, esa etapa de la vida en que todo se hace tan especial, que aprender a vivir con esas imperfecciones que adornaban tucuerpo cuando estabas joven, esas cositas que te hacían tan único y tanto te empeñabas en ocultar, como lograr existir sabiendo que a esa edad tu pasas a ser una carga para la mayoría de la sociedad. ¿eso importa?, importa vivir tan solo por terminar lo que el destino, a veces cruel, a veces muy beneficioso quiere para ti.
Tengo tanto miedo de sentir esa sensación de experiencia que solo vienepor los años, pero tú nunca te sientes viejo, tu cuerpo lucha por complacer esa sed de juventud, esa sensación de lástima que produces en algunas personas hace poner a un lado tu orgullo. Y contemplas el ocaso de tu vida.
“En la quinta década había empezado a imaginarme lo que era la vejez cuando noté los primeros huecos de la memoria. Sabaneaba la casa buscando los espejuelos hasta que descubría...
tracking img