Los cinco alpinistas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (781 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de marzo de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
LOS CINCO ALPINISTAS


Un grupo de cinco alpinistas amigos, estaban escalando un pico alto y remoto después de una larga preparación. Para la ascensión se habían atado los cinco en una encordada,como es de rigor, ya que así, si uno de los cinco resbalaba y perdía pie, los otros, uniendo fuerzas, podían izarlo y salvarlo, como tenían bien ensayado.

Todo hizo falta en la ardua ascensión,pues la cumbre era escarpada y cualquier caída sobre el valle, lejano desde tanta altura e inhóspito en su salvaje y primitiva belleza, habría de resultar necesariamente fatal. Paso a paso avanzabanhacia la cumbre con firme voluntad de conquista segura.

Todo fue bien hasta que uno de los cinco resbaló y cayó con fuerza hacia el vacío. En su caída arrastró al compañero más cercano, que nada pudohacer por detenerlo y éste a su vez, arrastró al siguiente, hasta que los cinco amigos, atados aun por la firme cuerda, comenzaron su descenso vertiginoso hacia una muerte segura. La roca no tuvopiedad y tras la larga y solitaria caída, los cinco amigos perecieron en su aventura.

Allá en el cielo, San Pedro se aprestó a recibirlos y como había presenciado con interés su arriesgado alpinismo,decidió hacerles una sola pregunta, la misma a todos, para decidir si podía, o no, admitirlos en el cielo.

Llegó el primero de la encordada y San Pedro le dijo:

“He visto que has caído desde unagran altura a una soledad de piedra cuando estabas a punto de alcanzar la cumbre, Dime pues, y dime con sinceridad, pues de tu respuesta dependerá tu suerte para entrar al cielo. ¿En qué pensabasmientras caías por el aire desde la cumbre hasta el valle en que encontraste la muerte, qué pensamientos pasaron por tu mente?”

El primer alpinista contestó:

“En cuanto me desprendí de la roca, caíen la cuenta de que aquello era el fin y todo lo que pensé fue en lo tonto que había sido al embarcarme en una locura que bien sabía yo que habría de acabar mal; pero me dejé convencer y tenía que...
tracking img