Los dragones del edén. carl sagan

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1473 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 18 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Cada uno de los temas me interesó a través de la lectura, el autor nos adentra desmenuzando cómo ha sido la evolución del hombre. En el Calendario Cósmico el autor nos describe desde la creación del universo y la aparición y evolución del ser humano.

En Genes y Cerebros. Nos afirma que todos los seres vivos que habitamos este planeta tenemos un antecesor único y que de acuerdo al lenguajegenético, éste indica que en el planeta, sólo se dio una única manifestación de vida. En el mismo capítulo trata de explicar cómo las mutaciones y las adaptaciones al medio han provocado nuestra evolución, y este desarrollo ha influido en el incremento y perfeccionamiento de las funciones cerebrales y de nuestra inteligencia.

En El Cerebro y el Carro. Sagan, nos presenta el cerebro a través delmodelo Trino conformado por el Complejo R, El Sistema Limbito y el Neocortex, en el primero MacLean ha demostrado que el Complejo R (Cerebro Reptil) desempeña un papel importante en la conducta agresiva, la territorialidad, los actos rituales y el establecimiento de jerarquías sociales

En el Sistema Límbico. Se gestan las emociones intensas o singularmente vividas, circunstancia que amplía deinmediato nuestra perspectiva acerca de la mente del reptil. Existen motivos para creer que las raíces del comportamiento altruista se encuentran en este sistema; las perturbaciones del sistema límbico pueden originar irritaciones, miedo o emotividad intensa sin causa aparente. La parte más primitiva del sistema límbico es la corteza olfativa, relacionada con la percepción de olores, cuya intensacalidad emocional conocen bien la mayoría de los humanos. En el hipocampo, estructura situada dentro del sistema límbico, se localiza buena parte de nuestra capacidad de retención y evocación del pasado. Una parte del sistema límbico primitivo regula las funciones orales y gustativas y otra las funciones sexuales.

El neocórtex. Se ubican muchas de las funciones cognitivas que mejor definen alhombre como tal. Al hablar de esta porción de la corteza cerebral suelen distinguirse en ella cuatro regiones o lóbulos: frontal, parietal, temporal, y occipital. Hoy sabemos que existen gran número de conexiones neurales con el cerebro subcortical. Ciertamente, cada una de ellas regula multiplicidad de funciones, muy distintas unas de otras, pero es probable que algunas sean ejercidas por más deun lóbulo, los lóbulos frontales están relacionados con la reflexión y la regulación de la acción; los lóbulos parietales, con la percepción espacial y el intercambio de información entre el cerebro y el resto del cuerpo, los lóbulos temporales cumplen una variedad de complejas tareas preceptuales y los lóbulos occipitales guardan relación con la vista. Teuber subrayó que el lóbulo frontalpudiera estar relacionado tanto con la anticipación motora como con la cognoscitiva, sobre todo a la hora de evaluar las posibles consecuencias de los movimientos voluntarios. Por otra parte, parece que el lóbulo frontal interviene también en el nexo entre visión y postura erecta y bípeda. Así pues, los lóbulos frontales pueden intervenir en las funciones genuinas del ser humano de dos manerasdistintas. Si regulan el sentido de anticipación del futuro, deben ser el emplazamiento obligado de los sentimientos de inquietud, los centros del ansia y la desazón. Cabe decir, sin exagerar, que la civilización tal vez sea producto de la actividad de los lóbulos frontales. Entre las manifestaciones del pensamiento abstracto radicadas en el neocórtex del hombre, destacan los lenguajes simbólicos, enespecial la lectura, la escritura y la matemática, que parecen requerir la cooperación conjunta de los lóbulos temporal, parietal y frontal y hasta quizá del occipital. Sin embargo, no todos los lenguajes simbólicos se localizan en las regiones neocorticales. La misma división de funciones parece aplicable a la memoria. Es evidente que tanto el hipocampo como los lóbulos frontales tienen incidencia...
tracking img