Los espacios femeninos y masculinos en los poemas homéricos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 13 (3133 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Los espacios

femeninos y masculinos

en los poemas homéricos”

1. INTRODUCCIÓN

Seguramente Homero no se propuso escribir una obra literaria que reflejara

su “areté” en la escritura (o quizás sí). Lo cierto es que la Ilíada y la Odisea[1]

fueron durante siglos para los griegos, lo que la Biblia puede significar actual-

mente a un creyente católico.

De tal manerainfluyeron sus obras en la vida cotidiana de la Grecia clásica,

que los poemas se convirtieron en un “manual” de ética, a los cuales se acudía

para dirimir a veces, cuestiones morales y hasta políticas.

¿Cuáles fueron las causales que determinaron que fueran éstos y no otros (de

los muchos circulando dentro de la oralidad popular y de los cuales nada cono-

cemos) los quetuvieran un peso fundamental dentro de la polis?.

Quizás su carácter poético pero a la vez narrativo, el hecho de que rescataran

mitos populares y conocidos por el griego común, o su originalidad para resu-

mir una guerra y/o un regreso a la patria, ambos de diez años, rescatando lo

verdaderamente importante para contar...

Pero una cuestión en verdad difícil de entender,es como éstas obras cobraron

tal popularidad en todos los estratos sociales de la polis, siendo que Homero no

escribió acerca de hombres y mujeres comunes, sino sobre príncipes, reyes y

reinas.

Quizás la pregunta correcta que responda tal cuestión, no es sobre quiénes

escribió, sino cómo y en que ámbitos los describió.

Los personajes de sus poemas eran nobles, pero elpoeta no retrató guerreros

sin mácula, héroes invencibles o heroínas alejadas a la realidad.

Por el contrario, los personajes son reales, tan reales que, se enojan, se pelean,

sufren de exceso de “hybris” y actúan violentamente en la guerra como en la

vida cotidiana. Pero también son cariñosos, sufren por el amor de una mujer

o por un amigo, son padres preocupados yjefes/as de hogar atentos a su casa

y familia.

No son relatos acerca de la vida de los dioses. Ellos cantan la relación de los

hombres con los dioses. No narran la certeza inexorable del Destino de “los

efímeros”, cuentan la vida del hombre en todos los espacios que usualmente

ocupaba cualquier griego/a: la guerra, el ámbito hogareño, los espacios de po-

der: como rey odueño de propiedades, etc.

De los espacios que narra Homero: masculinos y femeninos, es de los que

trataré de definir en el desarrollo del presente trabajo monográfico.

2. DESARROLLO

LOS ESPACIOS MASCULINOS

El hombre homérico es ante todo, un guerrero aristócrata que busca

a través de la acción bélica la elevación de su honor y su fama. En

suma:acrecentar su “areté”. Este concepto de “excelencia” adquiere

gran significado para todos los personajes masculinos. El hombre es

probado de alguna manera en la guerra, y sino existe posibilidad de

mostrarse durante la batalla, los juegos son el sustituto ideal.

La guerra forma el carácter, desarrolla la habilidad física y posibilita

elacceso al poder. Un ejemplo claro de esto es en el canto VIII de

la Odisea, en donde Ulises es prácticamente obligado a participar de los

juegos en el país de los feacios, y de esta forma comprobar su “areté”.

En la Ilíada, Paris es amonestado por Helena al saber que ha sido salva-

do por Afrodita en el duelo con Menelao[2]. La ayuda de la diosa estoma-

da como una afrenta, ya que disminuye la “areté” de Paris y acrecienta

ante sus ojos la de Menelao. En otro pasaje Héctor (héroe indiscutible de

los troyanos) recrimina a Paris por estar acostado con su esposa y no pe-

leando junto a sus hombres en el campo de batalla[3].

La batalla es un espacio que el hombre no puede eludir. Si lo...
tracking img