Los hermanos de jesus by san jeronimo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 15 (3564 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 23 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
"SUS HERMANOS"

13. La última proposición de Elvidio es esta, y es lo que nos quería mostrar cuando habló de los primogénitos, que los hermanos del Señor son mencionados en los Evangelios.

Por ejemplo, “Y estando él aún hablando a las gentes, he aquí su madre y sus hermanos estaban fuera, que le querían hablar” [Mateo 12:46]. Y en otra parte, "Después de esto descendió a Capernaun, él, y sumadre, y hermanos, y discípulos; y estuvieron allí no muchos días” [Juan 2:12]. Y otra vez, “Y dijéronle sus hermanos: Pásate de aquí, y vete a Judea, para que también tus discípulos vean las obras que haces. Que ninguno que procura ser claro, hace algo en oculto. Si estas cosas haces, manifiéstate al mundo“ [Juan 7:3-4]. Y añade Juan, “Porque ni aun sus hermanos creían en él” [Juan 7:5].Marcos también y Mateo: “Y venido a su tierra, les enseñaba en la sinagoga de ellos, de tal manera que ellos estaban atónitos, y decían: ¿De dónde tiene éste esta sabiduría, y estas maravillas? ¿No es éste el hijo del carpintero? ¿No se llama su madre María, y sus hermanos Santiago y José, y Simón, y Judas? ¿Y no están todas sus hermanas con nosotros? [Mateo 13:54-55, Marcos 6:1-3]. También Lucasnos relata en Hechos de los Apóstoles, “Todos éstos perseveraban unánimes en oración y ruego, con las mujeres, y con María la madre de Jesús, y con sus hermanos” [Hechos 1:14].

Pablo el Apóstol es uno con ellos, y es testigo de su exactitud histórica. “Empero fui por revelación, .mas a ningún otro de los apóstoles vi, sino a Pedro y a Santiago el hermano del Señor” [Gal. 2:2, 1:19]. Y nuevamenteen otro lugar, “Qué, ¿no tenemos potestad de comer y de beber? ¿No tenemos potestad de traer con nosotros una hermana mujer también como los otros apóstoles, y los hermanos del Señor, y Céfas? “[1 Cor. 9:4-5].

Y por miedo cualquiera debería impedir la evidencia de los judíos, ya que es de su boca que nosotros escuchamos el nombre de Sus hermanos, pero debemos mantener que Sus compatriotasfueron engañados por el mismo error respecto a los hermanos en en que cayeron en su creencia acerca del padre, Elvidio emite una afilada nota de advertencia y grita:

“Los mismos nombres son repetidos por los Evangelistas en otro lugar, y las mismas personas son allí hermanos del Señor e hijos de María.”

Mateo dice, “Y estaban allí (seguramente bajo la cruz del Señor) muchas mujeres mirando delejos, las cuales habían seguido de Galilea a Jesús, sirviéndole: observado de lejos: Entre las cuales estaban María Magdalena, y María la madre de Santiago y de José, y la madre de los hijos de Zebedeo. Marcos también, “Y también estaban algunas mujeres mirando de lejos; entre las cuales estaba María Magdalena, y María la madre de Santiago el menor y de José, y Salomé” [Marcos 15:40]; y en el mismolugar un poco después, “Las cuales, estando aún él en Galilea, le habían seguido, y le servían; y otras muchas que juntamente con él habían subido a Jerusalén.” [Marcos 15:41]. Lucas también: “Y eran María Magdalena, y Juana, y María madre de Santiago, y las demás con ellas, las que dijeron estas cosas a los apóstoles” [Lucas 24:10].

14. Mi razón para repetir la misma cosa una y otra vez espara evitar que él levante un falso argumento y grite que he retenido algún pasaje que pareciera hecho para él, y que sus puntos de vista han sido hechos pedazos no por evidencia de la Escritura, pero por argumentos evasivos. Vean, dice, Santiago y José son hijos de María, y son las mismas personas que fueron llamados hermanos por los judíos. Observe, María es la madre de Santiago el Menor y deJosé. Y Santiago es llamado el Menor para distinguirlo de Santiago el Mayor, que era el hijo de Zebedeo, como Marcos declara en otra parte: “Y María Magdalena, y María madre de José, miraban donde era puesto. Y COMO pasó el sábado, María Magdalena, y María madre de Santiago, y Salomé, compraron drogas aromáticas, para venir a ungirle.” [Marcos 15:47-16:1]. Y, como es de esperar, él dice:

“Que...
tracking img