Los mejores ensayos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 34 (8475 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 25 de mayo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
en el siglo XX
Diario de Querétaro
7 de octubre de 2007

por Jorge Juanes

Para escribir del arte realizado en Estados Unidos, primero hay que tratar de conocerlo y comprenderlo. Digo esto porque hay muchos "críticos" que hablan de oídas y, faltaba más, niegan por principio todo lo que tenga que ver con el arte norteamericano. El cliché es conocido: la patria del imperialismo contemporáneoconvirtió el arte en mercancía, lo banalizó y envileció. Quienes ocupan ahora el lugar del arte son los mercachifles y las subastadoras internacionales, el poder de los media, las estrategias de integración social provenientes de la sociedad del espectáculo y las decisiones, omnipotentes, de las instituciones culturales creadas por el ogro filantrópico y por el sinnúmero de museos y galerías queseñorean a lo largo y ancho del territorio estadounidense. Y con el dossier de culpabilidades en la mano, sólo queda agregar que de Estados Unidos provienen las pestes que asolan al mundo actual: la sociedad del espectáculo, el despliegue de la industria de la cultura, el mito del triunfo de lo hipermoderno capitalista y, en fin, el desarme ideológico-político requerido para que la naciónparadigmática y sus poderes económicos y políticos, se impongan en los cuatro puntos cardinales del planeta tierra.

Desde luego y en términos artísticos, para dichos críticos la punta de lanza, el inicio del seudo arte de masas enajenante, es el Pop Art y, en la cima, la estrella mayor: Andy Warhol. Señalado esto, me pregunto: ¿Qué hay de cierto? ¿De qué trata, a fin de cuentas, el Pop Art y cuál es surelación con los poderes fácticos? Antes de responder quisiera dar un breve testimonio de lo que considero las rutas dentro de las que se desenvuelve el arte norteamericano.

De la herencia europea a una autodefinición

Entre los siglos dieciséis a dieciocho, nada relevante sucede en el Nuevo Mundo. Ya en el diecinueve se dan los primeros pasos para crear un arte propiamente norteamericano, sinembargo, este intento resulta poco creativo, ya que lo marca el ascetismo propio de una civilización de corte protestante renuente, en consecuencia, a aceptar el despliegue sin cortapisas de imágenes de cualquier signo.

Hay que reconocer, además, que desde el origen mismo de Estados Unidos hasta los primeros años del siglo veinte, pesa la dependencia de las propuestas plásticas importadas delarte oficial europeo, en donde prima la ausencia de todo aquello que en el Viejo Mundo surgió como respuesta a lo codificado y a lo académico; o sea, la revuelta de los márgenes de los Tintorettos, Goya, Delacroix, Turner, Degas, Van Gogh ... Tanto si se trata de escenas rurales o de paisajes costumbristas, de retratos o de bodegones, lo que es dable observar a lo largo de este siglo diecinueve,son refritos de códigos pictóricos neoclásicos o de propuestas románticas mal asimiladas. Podemos llegar a reconocer en algunos artistas, cierto es, una probada capacidad artesanal, lo cual permite calificarlos, en el mejor de los casos, de discípulos esmerados.

De los años diez a mediados de los cuarenta del siglo veinte, la situación tiende a cambiar. La primera sacudida proviene de la célebreexposición conocida como Armory Show (Exposición del arsenal) en 1913, en la cual los logros de los artistas norteamericanos, empeñados en romper con dogmas académicos y rutinas plásticas, son expuestas junto a un considerable acervo de obras entre las que destacan las propuestas de vanguardia; ni Picasso, ni Matisse, ni Duchamp (Desnudo bajando la escalera será la gran protagonista del evento)faltan a la cita. La muestra tiene la virtud de desatar polémica entre los que celebran y los que vituperan (el cubismo fue lo que provocó mayor disgusto). El caso es que la semilla del arte moderno ha sido plantada y empieza a dar frutos. En los años veinte y, más aún en los treinta, el arte norteamericano vive al interior de una ardua disputa entre bandos plenamente identificados. Por un lado,...
tracking img