Luis astorga

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 22 (5464 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 13 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
1

Los corridos de traficantes de drogas en México y Colombia

Por

Luis Astorga

Instituto de Investigaciones Sociales-UNAM, Circuito Mario de la Cueva, Zona Cultural, Ciudad Universitaria, México, D.F., C.P. 04510. Tel. 622-74-00, ext. 243; fax 665-24-43 Correo electrónico: astorga @servidor.unam.mx

Prepared for delivery at the 1997 meeting of the Latin American Studies Association,Continental Plaza Hotel, Guadalajara, Mexico, April 17-19, 1997.

2

I El traficante de drogas en México es una categoría social que empieza a cobrar forma a principios de este siglo, pero sobre todo a partir de los años veinte, cuando son promulgadas las leyes que prohiben el cultivo y la comercialización de la marihuana (1920) y la adormidera (1926), y continúan las interdicciones para laimportación ilegal de cocaína y algunos opiáceos. Además de los informes policiacos, la prensa y en menor medida el cine y la literatura serán los dominios tradicionales en los cuales la vida de estos nuevos agentes sociales será contada con mayor o menor apego a la realidad. En el campo del tráfico de drogas en México y en otros países, quienes lo conforman no suelen crear y conservar archivossobre sus actividades, hacer confesiones públicas o dar entrevistas, ni escribir memorias. La encuesta sociológica y el seguimiento de las transformaciones del campo desde el interior del mismo es una tarea prácticamente imposible. La ilegalidad de la actividad y la clandestinidad no facilitan un conocimiento objetivo desde el exterior, de ahí que las historias sobre ellos tengan siempre uncomponente mítico muy fuerte, ya sea que provengan de las autoridades o de gente cercana a los propios traficantes. Lo que se sabe o se cree saber acerca de ellos y su mundo es en su mayor parte el resultado de un proceso de construcción e imposición de sentido cuyo monopolio ha sido detentado por el Estado. Desde los años veinte, un mismo esquema de percepción y valorativo reinó sin competencia hasta quecincuenta años después, a mediados de la década de los setenta, se empiezan a registrar oficialmente en la Sociedad de Autores y Compositores de México, a grabar en compañías disqueras y difundir en diversos medios de comunicación los corridos de

3

traficantes - una innovación en la producción simbólica acerca de ellosacompañados con música norteña, tambora o mariachis, los cualesdescribirán un mundo más cercano a sus esquemas de percepción. La identidad del grupo dejó de estar sujeta a la voluntad, imaginación e intereses de quienes hasta entonces habían logrado imponer sus clasificaciones y convertirlas en discurso oficial.

Desde antes de las leyes claramente prohibicionistas, el tráfico ilegal de opio - la substancia cuyo comercio ilícito y consumo más preocupaba en esa época- de México hacia Estados Unidos con fines extramédicos se asociaba generalmente con minorías chinas e incluso con gente importante de la política en estados fronterizos (el coronel Esteban Cantú Jiménez, hombre fuerte de Baja California Norte de 1914 a 1920, por ejemplo). Después de las prohibiciones fueron también mencionados con mayor frecuencia

contrabandistas profesionales, campesinos ycomerciantes de las zonas donde el cultivo de la adormidera previamente existente se convirtió en un negocio muy rentable a corto plazo. Los estados de Sonora, Sinaloa, Chihuahua y Durango concentraron la mayor parte de la producción. Fueron los traficantes sinaloenses quienes lograron imponerse en el dominio del mercado desde una época temprana, situación a la que contribuyeron sin duda las medidasantichinas en el noroeste en los años 10, 20 y 30 de este siglo que le restaron posibilidades de crecimiento y expansión a miembros de esa comunidad más familiarizados con la cultura del opio, y a quienes se le atribuyó, sin pruebas contundentes, la introducción del cultivo de la adormidera a la región a finales del siglo XIX. La gran demanda de opiáceos en la Segunda Guerra Mundial y la...
tracking img