Luis cernuda

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (727 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 28 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Luis Cernuda; Imagen de un deseo Erótico.

Luis Cernuda, poeta español de la generación del 27, nace en Sevilla en 1902 para morir en la Ciudad de México en 1963. Reconocido entre los grandes, yfiel seguidor de lo poesía de Becquer, es Cernuda quién plantea grandes cuestionamientos del deseo en su obra. Es Cernuda aquel poeta que se desnuda totalmente en su obra, y es sin duda el erotismo eltoque especial que resalta en algunas de sus mejores obras. Sus obras nos llevan a pensar e imaginar una vida de deseos, ¿Qué ruido hacen dos cuerpos cuando se aman? ¿Cómo nace ese placer prohibido quetodos queremos probar? Y ¿Cuál es la respuesta a la pregunta del deseo?
“Porque el deseo es una pregunta cuya respuesta nadie sabe” es lo que nos dice Luis Cernuda en su obra No decía palabras. Esaquí donde nos describe un instante hermoso donde el hombre es víctima del deseo, esto claro con el erotismo perfecto para imaginar la escena con el mismo deseo que el lo hizo.
Un roce al paso,
Unamirada fugaz entre las sombras,
Bastan para que el cuerpo se abra en dos,
Ávido de recibir en sí mismo
Otro cuerpo que sueñe.
(Cernuda, 1931)

Un cuerpo que es víctima del deseo por no saber, quees una pregunta sin respuesta. Es en esa explicación donde se presentan características clave en Cernuda. Una desolación por un amor soñado acompañada de la libre expresión de una manera de ser y dela hermosura física y anímica, así lo describe José María Capote.

El erotismo, eros, es el deseo aunado a un amor apasionado. Así escribe Luis Cernuda sus sentimientos que son de un amorinexistente e imposible y van de la mano de ese deseo, posiblemente de estar o de no estar. En sus poemas He venido para ver o Si el hombre pudiera decir vemos claramente este sentir. El amor que ataca a unhombre tímido y existencial le crea un insaciable deseo de unir lo puro con lo bello. En el siguiente fragmento de Si el hombre pudiera decir es esa semblanza por la busca del deseo insaciable siempre...
tracking img