Macionis

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 62 (15462 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 1 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
vioni"AOCIOLOGIA" MACIONIS Y PLUMMER Prentice Hall - Madrid 1999

Capítulo 6

Tony y Margaret van a cenar con unos amigos. Ya van con retraso porque han perdido veinte minutos dando vueltas con el coche, intentando encontrar la casa de sus amigos. Tony, al que ya se le nota muy crispado por la forma de agarrar el volante, conduce muy despacio y mirando a todos lados. Margaret, sentada a sulado, está estática, sin atreverse a soltar palabra. La velada con los amigos, saben los dos, no ha empezado bien. Esta es una historia muy normal: la de dos personas perdidas en la ciudad, incapaces de encontrar la casa de unos amigos. Pero Tony y Margaret están perdidos en otro sentido, pues, sin saber muy bien ni cómo ni por qué, están cada vez más irritados: con la situación, y el uno con elotro. Podemos ponernos en el lugar de Tony. Como la mayoría de los hombres, Tony no puede admitir que se ha perdido. Cuanto más tiempo pasa, más irascible se pone. Margaret también está a punto de estallar, pero por una razón diferente. No entiende por qué su marido se empeña en seguir dando vueltas en lugar de parar y preguntar a alguien. Si fuera ella, ya lo habría hecho y ya estaría sentada encasa de los amigos con una copa en la mano. Pero, ¿por qué los hombres son tan reacios a pedir ayuda? Los hombres valoran mucho su independencia, y por eso les resulta muy molesto pedir ayuda (y más, aceptarla). Pedir ayuda implica reconocer que uno no es del todo capaz de valerse por sí mismo o reconocer que otros saben lo que uno ignora. Para Tony, es mejor seguir intentándolo unos minutos más yevitar que sufra su orgullo. Si los hombres están más inclinados a ser (o parecer) autosuficientes y a salvar a toda costa su posición dominante, las mujeres parecen más predispuestas a cooperar con otras personas y, a su vez, a pedir cooperación o ayuda de otras personas. Pedir ayuda no es algo deshonroso para Margaret. Al contrario, es algo positivo, pues refuerza los vínculos sociales entre laspersonas. Para Margaret, parar y pedir información es algo tan natural como lo es para Tony aferrarse al volante y seguir intentándolo solo. Pero ninguno de los dos será capaz de resolver la situación a menos que puedan (y quieran) ponerse en el lugar del otro (cf. Tannen, 1990: 62).

158 • Las bases de la sociedad

E

ste capítulo lo vamos a dedicar a analizar ejemplos de este tipo, tomadosde la vida cotidiana. Empezaremos introduciendo algunos conceptos fundamentales que nos servirán para explorar la interacción social en la vida cotidiana. A continuación, veremos cómo a partir de lo que llamamos la interacción cara a cara, vamos construyendo la realidad que nos rodea. Por supuesto (y el lector perspicaz ya lo habrá advertido), tendremos en cuenta la perspectiva de género. Elconcepto central de este capítulo es el de interacción social, que podemos definir como el proceso según el cual una persona actúa y reacciona en relación a otras personas siguiendo unas pautas preestablecidas culturalmente. La interacción social nos permite crear y recrear la realidad que percibimos. En nuestra vida cotidiana estamos continuamente interactuando con otras personas, pero no decualquier modo, sino, como veremos inmediatamente, según unas pautas sociales determinadas.
• Estructura social: un mapa de la vida cotidiana

mos si anticipamos que va a ser un profesor y no un alumno o un miembro del personal administrativo quien va a dar la clase. El estatus nos dice quiénes y qué somos en relación a otras personas y, consecuentemente, qué es lo que esperan esas otras personas denosotros. El estatus que ocupamos en una determinada relación social nos confiere entonces una identidad social (tenemos la identidad, y esperamos que otros la reconozcan, de médico o paciente, o de profesor o alumno). La ocupación o profesión de una persona es una parte muy importante de su identidad social. Cuando nos presentan a alguien, el nombre nos importa poco. Nos importa más saber a qué...
tracking img