Macroeconomia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1638 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 14 de diciembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA BENDICIÓN EN LA BIBLIA

Marcelo Alarcón A.

La Bendición en Israel

La expresión “Bendecir” se usa ordinariamente para expresar la transmisión del bien por aquel que tiene de parte de Dios el poder de hacerlo. Suponemos que el que bendice pronuncia palabras acompañadas con algún gesto, como el trazar una cruz sobre lo que bendice o extendiendo las manos.

Sin embargo,“Bendecir” en la Biblia tiene aún más alcance; no sólo Dios “Bendice” al hombre, sino que éste bendice también a Dios; cuando el hombre “Bendice” a Dios, lo hace como respuesta, en actitud admirada frente al Dios que se le manifiesta en forma maravillosa o admirable.

Esta Bendición supone la intervención de Dios en la vida del hombre; intervención salvadora, que sana o libera al hombre de algunaindigencia y que al mismo tiempo le da a conocer su amor. El israelita el “Bendecir” alaba, ensalza y magnifica a Dios.

Las Bendiciones judías llenan toda la Biblia, tanto el Antiguo como el Nuevo Testamento; la expresión “Bendito seas Dios...” que encabeza la oración se va repitiendo, desarrollando así una alabanza maravillosa.

Las hay breves y que acompañan las acciones más simples ycomunes de la vida; otras, sin dejar el contexto de alabanza, se desarrollan en forma de súplica; tal modo lo encontramos especialmente en el servicio de los sábados en al Sinagoga y al tomar las comidas.

El piadoso israelita pronunciaba cien “bendiciones” durante el día; esto le permitía constantemente renovar su atención para encontrar a Dios en todo y envolver así la vida con su adorablepresencia.

Aparte de encontrar a Dios en todas las circunstancias de la vida, Israel tomaba conciencia de su calidad de “Pueblo Sacerdotal” y que Dios vivía en medio de ellos; igualmente la “Bendición”, según la enseñanza de los rabinos, apuraba la venida del Reino de Dios.

Veamos algunas de las bendiciones que se pronunciaban en Israel en el curso de un día, aparte de las solemnes ymás largas que se pronunciaban en las festividades, en el culto o en las comidas.

Al despertar, el lavado de la mañana se santificaba de esta manera: “Bendito eres, Dios nuestro, Rey de los siglos, que nos santificas con tus mandamientos y nos ordenas lavarnos las manos...”

Despejada la mente del sueño se decía: “Bendito eres... Tú que restituyes las almas a los cuerpos, asociandoasí el despertar mañanero con la esperanza de la resurrección”.

Al levantarse: “Bendito eres... Tú que levantas a los humildes”.

Al mirar lo que rodea: “Bendito eres... Tú que abres los ojos de los ciegos”.

Al vestirse: “Bendito eres... Tú que vistes a los desnudos”.

Al poner los pies en el suelo: “Bendito eres... Tú que extendiste la tierra sobre las aguas”.

En elAntiguo Testamento

Podríamos continuar la lista, pero tal enumeración estaría fuera del propósito de este trabajo y más bien conviene detenerse en célebres y solemnes “Bendiciones” bíblicas que contienen tanto el Antiguo como el Nuevo Testamento.

En el libro del Éxodo encontramos el “Cántico de Moisés” (Éxodo 15, 1-21), el cual desarrolla una “Bendición” al Señor Dios fuerte ypoderoso, que junto con aniquilar el poderío de los egipcios, libera a Israel de la opresión del Faraón e instala a su pueblo en el monte Sión, lugar de su elección.

“Cantaré al Señor, porque se cubrió de Gloria; caballos y jinetes arrojó al mar.
Mi fuerza y mi refugio es el Señor. Él fue mi salvación.
Él es mi Dios, yo lo alabaré; el Dios de mi padre, yo lo ensalzaré.El Señor es un fuerte guerrero; su nombre es el Señor”. (Éxodo 15, 1-3)

El “Cántico de Ana” (1º Samuel 2, 1-10), cántico de Bendición pronunciado por la madre del profeta Samuel, que celebra el poder de Dios al hacerla madre, liberándola así del oprobio de la esterilidad.

“Mi corazón se alegra en el Señor, mi fuerza está en mi Dios,
mi boca se ríe de mis enemigos,...
tracking img