Madre

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (364 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 26 de abril de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Hace poco he tenido un sueño. Simple y maravilloso a la vez. Me encontraba en medio de una inmensa multitud. No era una muchedumbre cualquiera. Era un gentío de niños y niñas. Formaban círculos decírculos, como esos que se hacen cuando tiramos una piedra en el agua.

Nos inundaba el sol límpido de una mañana que comenzaba a resplandecer. De todos los rincones brotaba una música hermosa ydulce. Los niños y las niñas acompañaban la bella melodía con sus voces, sus palmas y sus movimientos. Sus gargantas, sus cuerpos y sus corazones, miraban hacia un mismo punto.

En el centromismo de los círculos, como si fuera el corazón de un laberinto, había una mujer: joven, radiante, grácil. Su miraba acariciaba a todos. Su sonrisa iluminaba. Su pollera giraba, ondulándose en el viento.Sus sueños se desparramaban por el aire como pompas frágiles de jabón.

Yo iba corriendo, entre los miles y miles de niños y niñas, hasta que llegaba al centro. Allí me detuve, agitado. Ella meacarició con su sonrisa. Nos miramos y el tiempo se entrecruzó caprichosamente No importó el presente, ni el pasado, ni el futuro. Daba lo mismo el ayer que el mañana. Sólo existía, en ese latido, unsolo instante.

Ella bailaba y yo comencé a bailar también. Ella me mostró sus manos y su corazón. De pronto, la multitud entera se esfumó. Desapareció. En el centro del círculo sólo estábamosbailando, sonriendo y cantando, ella y yo. Mientras tanto, el viento al oído me susurraba que esa mujer sería la más importante de mi vida. Del centro de su propio laberinto, entre miles y miles deniños y niñas, yo nacería.

Cuando los días se vuelven duros, a pesar de que ya soy grande, vuelvo a la dulzura de ese sueño mágico. Intento llegar al centro del laberinto y en medio de todas lasfatigas y desánimos, la evocación del amor que da la vida, sostiene mi alma. A veces no se tienen a mano las caricias, entonces aparecen los buenos recuerdos y -en medio de todos los remolinos-...
tracking img