Manfredo tafuri y la arquitectura de tocador

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2056 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 30 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Manfredo Tafuri lenguaje

La arquitectura dentro del tocador: el lenguaje del criticismo y el criticismo del

Trabajar con materiales degradados con basura y fragmentos extraídos de la banalidad de la vida diaria, es una parte integral de la tradición del arte moderno: un mágico acto de transformación lo “ sin forma” a objetos estéticos a través de los cuales el artista realiza larepatriación en el mundo de las cosas. No es un milagro, es que la condición más fuerte sentida , hoy en día pertence a aquellos que realizan eso con la finalidad de rescatarlos valores específicos de la arquitectura. El único remedio es “combate de reliquias” que es asignar un nuevo destino que ha sido descartado del campo de batalla que ha atestiguado la derrota del avant garde. De este modo (thus) losnuevos “caballeros de la pureza” avanzan a una escena de el presente debate blandiendo sus armas como letreros los fragmentos de una utopía que ellos mismos no pueden confrontar de frente. Hoy, aquel que desea hacer la arquitectura hablar es a través de la fuerza recurriendo a materiales que carecen de sentido,; el arquitecto esta forzado a reducir a cero cada ideología, cada sueño de una funciónsocial cada residuo utópico. En sus manos los elementos de la tradición arquitectónica moderna son todos reducidos a fragmentos enigmáticos- para callar las señales del lenguaje cuyo código se ha perdido apartándolos en el desierto de la historia. De su propia manera, los arquitectos de finales de los 50s hasta hoy, han tratado de reconstruir un universo para su disciplina, Se han visto obligados arecurrir a nuevas “limitaciones morales”. Pero su purismo y su rigurismo son esos de alguien quien tiene miedo, que está cometiendo una acción desesperada cuya única justificación recae en sí mismo. Las palabras de su vocabulario se reunieron desde el desperdicio lunar, después de una repentina conflagración de sus grandes ilusiones. Se tienen precariamente sobre esa superficie inclinada que separael mundo de la realidad del Solipsismo que encierra completamente el dominio del lenguaje. Es precisamente que varias de estas operaciones salvajes que deseamos que confronten el lenguaje del criticismo: Después de todo, para historiarizar tal deliveralidad antihistórica, los proyectos no significan más que reconstruir rigurosamente posible, el sistema de ambigüedad de metáforas que son claramenteproblemáticas al ser aisladas. Debemos puntualizar que nosotros no tenemos la intención de revisar tendencias arquitectónicas recientes, deberíamos en vez concentrar nuestra atención en unas actitudes significativas muy particulares, cuestionándonos sobre las tareas específicas que el criticismo puede asumir para confrontar cada caso. Es necesario como quiera, tener en mente, que cada análisisbusque captar las relaciones estructurales entre las formas específicas de escritos arquitectónicos recientes y el universo de producción de esas funciones requeridas que hacen violentar al objeto del análisis en sí mismo. El Criticismo en otras palabras encuentra fuerza en sí mismo al asumir un carácter “represivo”, si se desea liberar todo aquello que está más allá del lenguaje,; si se deseasufrir la crisis de la cruel autonomía del escrito arquitectónico; si se desea en última instancia hacer que el “silencio mortal del signo” hable. Al recalcar la preguntar del Nietzsche “quien habla”, MAYARME R respondió “la palabra misma”. Esto podría verse como una exclusión de cualquier intento a custionar el lenguaje como un sistema de significados cuyo

significado implícito conversa que esnecesario revelar. Entonces, cualquier arquitectura contemporánea aparentemente ´pone el problema de su propio significado, podemos distinguir el resplandor de una utopía regresiva, incluso si simula una lucha en contra de las funciones institucionales del lenguaje. Esta lucha se convierte evidente, cuando consideramos como en trabajos ma s recientes, el rigorismo composicional se sostiene...
tracking img