Mater et magistra

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 49 (12073 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Trabajo práctico :

CARTA ENCÍCLICA
MATER ET MAGISTRA
DE SU SANTIDAD
JUAN XXIII
SOBRE EL RECIENTE DESARROLLO DE LA CUESTIÓN SOCIAL 
A LA LUZ DE LA DOCTRINA CRISTIANA
 
A LOS VENERABLES HERMANOS PATRIARCAS, PRIMADOS, 
ARZOBISPOS, OBISPOS Y DEMÁS ORDINARIOS DE LUGAR 
EN PAZ Y COMUNIÓN CON ESTA SEDE APOSTÓLICA, 
A TODOS LOS SACERDOTES Y FIELES DEL ORBE CATÓLICO

Nombre: ParasoliAgustina .
Año: 3º Polimodal.

INTRODUCCIÓN
1. Madre y Maestra de pueblos, la Iglesia católica fue fundada como tal por Jesucristo para que, en el transcurso de los siglos, encontraran su salvación, con la plenitud de una vida más excelente, todos cuantos habían de entrar en el seno de aquélla y recibir su abrazo.
2. La doctrina de Cristo une, en efecto, la tierra con el cielo, ya que considera alhombre completo, alma y cuerpo, inteligencia y voluntad, y le ordena elevar su mente desde las condiciones transitorias de esta vida terrena hasta las alturas de la vida eterna, donde un día ha de gozar de felicidad y de paz imperecederas.
3. La santa Iglesia, , se preocupa de las necesidades que la vida diaria plantea a los hombres, no sólo de las que afectan a su decoroso sustento, sino de lasrelativas a su interés y prosperidad, sin exceptuar bien alguno y a lo largo de las diferentes épocas.
4. «Yo soy el camino, la verdad y la vida» (Jn 14,6); y en otra: «Yo soy la luz del mundo» (Jn 8,12), al contemplar la multitud hambrienta, exclamó conmovido: «Siento compasión de esta muchedumbre» (Mc 8,2), demostrando que se preocupaba también de las necesidades materiales de los pueblos.
5.Con este pan dado como alimento del cuerpo, quiso significar de antemano aquel alimento celestial de las almas que había de entregar a los hombres en la víspera de su pasión.
6. Nada, tiene de extraño que La Iglesia católica, siguiendo el ejemplo y cumpliendo el mandato de Cristo, haya mantenido constantemente en alto la antorcha de la caridad durante dos milenios, es decir, desde la institucióndel antiguo diaconado hasta nuestros días, así con la enseñanza de sus preceptos como con sus ejemplos innumerables.
7. León XIII para definir los principios que habían de resolver el problema de la situación de los trabajadores en armonía con las normas de la doctrina cristiana.
8. Las normas y llamamientos de León XIII adquirieron tanta importancia que de ningún modo podrán olvidarse ya enlos sucesivo. Se abrió con ellos un camino más amplio a la acción de la Iglesia católica, cuyo Pastor supremo, que se consagró entonces completamente a vindicar y rehabilitar sus derechos.
9.En los documentos de los Sumos Pontífices que han sucedido a León XIII, todos los cuales, cuando abordan materias económicas y sociales, toman siempre algo de la encíclica leoniana para aclarar su verdaderosignificado o para añadir nuevo estímulo a la voluntad de los católicos. Los hombres de nuestra época nuevos y saludables criterios para comprender realmente las proporciones concretas de la cuestión social.

I. Enseñanzas de la encíclica Rerum Novarum 
y su desarrollo posterior en el magisterio de Pío XI y Pío XII
10. Las enseñanzas que aquel sapientísimo Pontífice dio a la humanidad brillaroncon una luz tanto más clara cuanto más espesas eran las tinieblas de aquella época de profundas transformaciones en lo económico y en lo político y de terribles convulsiones en lo social.
Situación económica y social
11. Como es sabido, por aquel entonces la concepción del mundo económico que mayo difusión teórica y vigencia práctica había alcanzado era una concepción que lo atribuíaabsolutamente todo a las fuerzas necesarias de la naturaleza y negaba, por tanto, la relación entre las leyes morales y las leyes económicas.
12. En el mundo económico de aquel entonces se consideraba legítimo el imperio del más fuerte y dominaba completamente en el terreno de las relaciones comerciales. De este modo, el orden económico quedó radicalmente perturbado.
13. Porque mientras las riquezas se...
tracking img