Mecadotecnia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1250 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 4 de octubre de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
Segunda fase: La vida en el campo.

Cosificación como estrategia de supervivencia. Vivir día a día: “La apatía,
el principal síntoma de la segunda fase, era un mecanismo necesario de
autodefensa. La realidad se desdibujaba y todos nuestros esfuerzos y todas
nuestras emociones se centraban en una tarea: la conservación de nuestras
vidas y la de otros compañeros. Era típico oír a losprisioneros, cuando al
atardecer los conducían como rebaños de vuelta al campo desde sus lugares
de trabajo, respirar con alivio y decir: "Bueno, ya pasó el. día." Pág. 38.

Autodisciplina – Sensación de control sobre la propia vida. “Había dos
escuelas de pensamiento: una era partidaria de comerse la ración de pan
inmediatamente. Esto tenía la doble ventaja de satisfacer los peoresretortijones del hambre, los más dolorosos, durante un breve período de
tiempo, al menos una vez al día, e impedía posibles robos o la pérdida de la
ración. El segundo grupo sostenía que era mejor dividir la porción y utilizaba
________________________________________
diversos argumentos. Finalmente yo engrosé las filas de este último grupo”.
Pág. 41.

Optimismo. “Algunos hombres perdíantoda esperanza, pero siempre había
optimistas incorregibles, que eran los compañeros más irritantes”. Pág. 43.

Imágenes positivas. Rescatar los afectos : “Mientras marchábamos a
trompicones (...) cada uno pensaba en su mujer (...) a quien vislumbraba con
extraña precisión. La oía contestarme, la veía sonriéndome con su mirada
franca y cordial. Real o no, su mirada era más luminosa queel sol del
amanecer” (...). Pág. 45.

Rescatar la belleza de las pequeñas cosas. “Una tarde en que nos
hallábamos descansando sobre el piso de nuestra barraca, muertos de
cansancio, los cuencos de sopa en las manos, uno de los prisioneros entró
corriendo para decirnos que saliéramos al patio a contemplar la maravillosa
puesta de sol y, de pie, allá fuera, vimos hacia el oeste densosnubarrones y
todo el cielo plagado de nubes que continuamente cambiaban de forma y color
desde el azul acero al rojo bermellón” (...). Pág. 48.

El humor en el campo: “El humor es otra de las armas con las que el alma
lucha por su supervivencia. Es bien sabido que, en la existencia humana, el
humor puede proporcionar el distanciamiento necesario para sobreponerse a
cualquier situación,aunque no sea más que por unos segundos. Yo mismo en-
trené a un amigo mío que trabajaba a mi lado en la obra para que desarrollara
su sentido del humor”. Pág. 51.

“Los escasos placeres de la vida del campo nos producían una especie de
felicidad negativa -"la liberación del sufrimiento", como dijo Schopenhauer- pero
sólo de forma relativa. Los verdaderos placeres positivos, aún los másnimios
escaseaban. Recuerdo haber llevado una especie de contabilidad de los
placeres diarios y comprobar que en el lapso de muchas semanas solamente
había experimentado dos momentos placenteros”. Pág. 54.

Convivir con el azar / Presión en las decisiones y culpa posterior : “El
prisionero del campo de concentración temía tomar una decisión (...) resultado
de un sentimiento muy fuerteque consideraba al destino dueño de uno y creía
que, bajo ningún concepto, se debía influir en él. Estaba además aquella apatía
que, en buena parte, contribuía a los sentimientos del prisionero. A veces era
preciso tomar decisiones precipitadas que, sin embargo, podían significar la
vida o la muerte. El prisionero hubiera preferido dejar que el destino eligiera
por él. Este quererzafarse del compromiso se hacía más patente cuando el
prisionero debía decidir entre escaparse o no escaparse del campo”. Pág. 62.

________________________________________
Conservar el control a través de la lucha del día a día: “El hombre que se
dejaba vencer porque no podía ver ninguna meta futura, se ocupaba en
pensamientos retrospectivos (...) tendencia a mirar al pasado como una forma...
tracking img