Memorias de idhun 2: la tríada

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 855 (213583 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 12 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
LAURA GALLEGO GARCÍA

53

MEMORIAS DE IDHUN

TRÍADA

Para Marinella, con todo mi cariño y agradecimiento
por haber creído y confiado en esta historia, por acompañarme
en este viaje a través de Idhún, por hacer también suyo este
proyecto, que estoy encantada de compartir con ella.
El viaje continúa...

Entonces los ojos y el corazón del guerrero empiezan aacostumbrarse a la luz. Ya no le asusta, y él pasa a aceptar su Leyenda, aunque eso signifique correr riesgos.
El guerrero estuvo dormido mucho tiempo. Es natural que vaya despertando poco a poco.

Todos los caminos del mundo llevan hasta el corazón del guerrero; él se zambulle sin pensar en el río de las pasiones que siempre corre por su vida.El guerrero sabe que es libre para elegir lo que desee; sus decisiones son tomadas con valor, desprendimiento y -a veces- con una cierta dosis de locura.

El guerrero de la luz a veces actúa como el agua, y fluye entre los obstáculos que encuentra. En ciertos momentos, resistir significa ser destruido; entonces, él se adapta a las circunstancias.En esto reside la fuerza del agua. Jamás puede ser quebrada por un martillo, ni herida por un cuchillo. La más poderosa espada del mundo es incapaz de dejar una cicatriz sobre su superficie.

PAULO COELHO,
Manual del guerrero de la luz

DESPERTAR

TERCERA PARTE

PRÓLOGO

La serpiente entornó sus ojos irisados,pero no hizo el menor movimiento ni denotó ninguna emoción especial cuando dijo telepáticamente:
«Ya están aquí.»
-Lo sé -respondió en voz baja Ashran, el Nigromante, desde el otro extremo de la habitación.
Estaba asomado al ventanal, como solía, contemplando la salida de la tercera de las lunas por el horizonte de su mundo.
La serpiente alzó la cabeza y desenroscó lentamente sulargo cuerpo anillado. Era inmensa, y ni siquiera había desplegado las alas. Cada escama de su cuerpo irradiaba un poder misterioso y letal, un poder ante el que cualquier mortal temblaría de terror. Pero Ashran, el Nigromante, no era un hombre corriente.
Tampoco aquélla era una serpiente corriente, ni siquiera entre las de su raza. Se trataba de Zeshak, el señor de los sheks, la máspoderosa de las serpientes aladas.
«El dragón y el unicornio -enumeró-. Dos hechiceros: un humano y una feérica. Y un caballero de Nurgon, medio humano, medio bestia.»
-Deben de formar un grupo singular -sonrió Ashran-. Tengo ganas de verlos en acción. Pero eso no es todo, ¿verdad? Hay una sexta persona.
Hubo un breve silencio.
«El traidor está con ellos -dijo Zeshak con heladodesprecio-. Ese a quien llamabas tu hijo es ahora el sexto renegado de la Resistencia.»
Ashran hizo caso omiso del tono irritado de su interlocutor.
Desde que Kirtash los había traicionado, ningún shek había vuelto a pronunciar su nombre.
-Sé que quieres verlo muerto -dijo el Nigromante-. Y tendrás esa satisfacción. Pero el dragón y el unicornio son más importantes ahora.
Zeshak nodijo nada, pero Ashran percibió su escepticismo.
-La profecía se está cumpliendo -le espetó el hechicero-. ¿0 es que crees poder luchar contra el destino?
«No existe el destino -replicó el shek-. Los dragones nos condenaron a vagar por los límites del mundo durante toda la eternidad, y míranos, estamos aquí. Somos dueños absolutos del planeta, y de nuestro propio destino. Y hemos acabadocon todos los dragones.»
-No con todos -le recordó Ashran.
En los ojos tornasolados del shek brilló un breve destello de ira.
«Y, a pesar de todo, los sheks deseamos más la muerte del traidor que la de ese dragón que se nos ha escapado.»
-Pero en cuanto os topéis con él, volveréis a sucumbir al odio -sonrió Ashran-. Como ha sido siempre. Un dragón, aunque sea uno solo, aunque...
tracking img