Memorias de una tostadora

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2121 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Erase una vez una época en que el mundo entero estaba cambiando. Los tiempos del palo y la fogata se habían vuelto en los tiempos de la tecnología y una nueva era había nacido. Hubieron muchos cambios importantes en todos los sectores, hasta la cocina tuvo sus grandes innovaciones y el más importante fue la invención del microondas, este podía calentar todo tipo de comida, era lo mejor en lacocina.

Todos lo querían, pero muy pocos lo tenían, a pesar de todas sus prestaciones, la gente se mantenía incrédula ante tantos beneficios, los retractores aseguraban ser dañino e innecesario, por otro lado había quienes aseguraban era lo mejor.

Una de las primeras compradoras fue María, ella siempre estaba a la moda en todo sentido, producto nuevo que salía al mercado, ella lo quería y lotenía. Lastimosamente le fue muy complicado conseguir uno de estos últimos aparatos ya que eran lo último en la moda de la cocina. Aunque ella tenía todo tipo de suplementos de ayuda en su cocina, no se cansaba de conseguir siempre más y mejores. Entre éstos estaba uno de sus últimos aditamentos que era la tostadora eléctrica, la había conseguido en oferta de objetos utilizados por los militares enla guerra, aunque muchos de estos objetos habían sido expuestos a la radiación, María nunca se perdía una oferta, compraba lo que podía o al menos observaba las nuevas innovaciones en aparatos eléctricos.

Pero esta tostadora era especial, única, gracias a la radiación a la que había sido expuesta por un prolongado tiempo, había adquirido vida propia, sentimientos. Aunque tenía una vidaexpléndida y podía calentar todo tipo de pan era una tostadora muy infeliz ya que su sueño desde que llegó a este mundo fue el de poder calentar todo tipo de comida y no solo el pan, sentir los diferentes sabores de las comidas. Veía lo feliz que eran los sartenes y los hornos con poder calentar comidas que ella no podía, y deseaba poder ser así de feliz, lo cual era un sueño imposible.

Un díamientras calentaba el pan del desayuno, notó que María había traído un nuevo compañero, blanco, con una pantalla de vidrio obscuro, letras de colores, una luz interna radiante, giraba un platillo en su interior y con un pito indicaba que estaba listo. Este era algo totalmente desconocido ante Ella, era como la perfección en todas sus dimensiones, y lo más impresionante de todo, tenía la capacidad decalentar el pan y todo tipo de comida, hasta calentaba el agua, y todo lo imaginable, y su nombre era ¨Microondas¨. Al segundo que lo vió se quedó atónita, simplemente no podía creer que fuera real y de tal perfección. Para Ella era como su mejor sueño hecho realidad, pero sólo el sueño le pertenecía y no la realidad. Sentía tal envidia y celos que no soportó, cada mañana, cada noche sentía elhorror de verse consumida por el hecho de no poder saborear lo que quisiera. Era muy duro ver un aparato que probaba los alimentos que ella quería, así que simplemente decidió huir porque pensó que con este dios de la cocina, Ella no volvería a ser utilizada, no serviría para nada, permanecería en su rincón, solitaria o inclusive podría ser refundida en un obscuro cajón sin ver nunca más la luz.Cada día que pasaba sentía que el sol le alumbraba menos, la cocina se volvió obscura y triste, una mañana se acercó a la ventana, grande y espléndida, donde pudo observarse totalmente, ¡qué fea e insignificante soy!, no tengo nada que hacer aquí. Imaginó que su fin había llegado y que sólo le quedaba esperar tal llegada. Algo que Ella nunca hizo, fue el darse por vencida, así decidió darse un nuevoinicio, una oportunidad. Antes de que den las siete de la mañana, tomó su decisión y huyó.

Mientras tanto esa tarde María bajó a calentarse unas tostadas, pero no encontró a su querida tostadora en el espacio donde siempre la tenía lista para ser utilizada, la buscó por todas partes y simplemente no la encontró en ningún lado, pero más preocupada estaba porque no sabía en donde calentar el...
tracking img