Metro seis

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1248 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 24 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
El Imperio de lo Efímero
Resumen

I. LA SEDUCCIÓN DE LAS COSAS
Empíricamente podemos caracterizar la “sociedad de consumo” bajo diferentes aspectos, pero estructuralmente, lo que la define en propiedad es la generalización del proceso de la moda. Una sociedad centrada en la expansión de las necesidades es ante todo aquella que reordena la producción y el consumo de masas bajo la ley de laobsolescencia, de la seducción y de la diversificación, aquella que hace oscilar lo económico en la órbita de la forma moda.

La lógica organizativa vigente en la esfera de las apariencias a mediados del siglo XIX se ha difundido efectivamente en todas las esferas de los bienes de consumo; El orden estético-burocrático domina la economía de consumo, reorganizada en el presente por la seducción y lacaducidad acelerada. La industria ligera es una industria estructurada a imagen y semejanza de la moda.

Forma moda que se manifiesta con toda su radicalidad en el ritmo acelerado de los cambios de productos, en la inestabilidad y la precariedad de los objetos industriales.
Con la moda plena, el breve tiempo de la moda, su caducidad sistemática, se han convertido en características inherentesa la producción y al consumo de masas. La ley es inexorable, una firma que no cree regularmente nuevos modelos, pierde fuerza de penetración en el mercado y debilita su sello de calidad en una sociedad donde la opinión espontánea de los consumidores es que, por naturaleza, lo nuevo es superior a lo viejo.

La oferta y la demanda funcionan en lo Nuevo; nuestro sistema económico es arrastrado poruna espiral en la que reina la innovación, sea mayor o menor, y en la que la caducidad se acelera: ciertos especialistas en marketing y en innovación pueden asegurar que, dentro de diez años, entre el 80 % y el 90 % de los productos actuales serán desplazados, para presentarse bajo una nueva forma y una nueva envoltura. “Es nuevo, es Sony”, todas las publicidades resaltan la novedad de susproductos.

Símbolo de la economía frívola: el gadget y su locura tecnológica ha podido aparecer como la esencia y verdad del objeto de consumo: todo cae potencialmente en el gadget: desde el tostador de pan eléctrico de nueve posiciones hasta la cadena estereofónica más compleja, todos nuestros objetos se consagran a la moda, a la espectacularidad fútil y a una gratuidad técnica más o menos patente.Hoy día se han aplacado los ataques contra los gadgets, ya no tanto objeto de escándalo como objetos extravagantes; vivimos un tiempo de reconciliación de los hombres con su entorno material.
La faramalla de los utensilios no deslumbra a los consumidores, que se informan más de la calidad de los productos, comparan sus méritos y buscan su óptima operatividad. El consumo es más adulto, la actitudlúdica ya no es la preponderante — ¿lo ha sido alguna vez?—, y no excluye el creciente deseo de funcionalidad e independencia individual.

El proceso de la moda desestandariza los productos, multiplica las preferencias y opciones y se manifiesta en políticas de gamas que consisten en proponer un amplio abanico de modelos y versiones construidos a partir de elementos estándar, que al salir defábrica no se distinguen más que por mínimas variaciones combinatorias.

Si las nuevas tecnologías, las nuevas condiciones de la producción (productos estandarizados, fabricados industrialmente en gran serie) y el mercado no pueden ser subestimados en el desarrollo del fenómeno, tampoco pueden esclarecer por sí solos la aparición de la estética funcionalista.

El arte moderno ha conquistado unaautonomía formal al liberarse de la fidelidad al modelo y la representación euclidiana, la Bauhaus se obligó a producir formas definidas esencialmente por su coherencia interna, sin referencia a más normas que la funcionalidad del objeto. La pintura moderna ha creado obras válidas en sí mismas; la Bauhaus por su parte ha prolongado ese gesto concibiendo objetos estrictamente combinatorios.

El...
tracking img