Mynsayo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 14 (3315 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 2 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Era yo un chiquillo cuando mis padres mandaron para el colegio más famoso de toda la república. Logre dormir la víspera del viaje tenia un presentimiento de los muchos que habría de después. La mañana siguientes todos mis familiares esperaban ansiosos decirme adiós, María paciente y humilde aguardaba su turno con la manos unidas. Seis años, los últimos de un lujoso agosto me recibieron alregresar al nativo valle. Mi corazón rebosaba de amor patrio. Era la última jornada de viaje y yo gozaba de la mas perfumada mañana de verano... Estaba mudo ante tanta belleza, cuyo recuerdo había querido conservar en la memoria por que alguna de mis estrofas, admiradas por mis condiscípulos, tenía ella pálidas tintas... Así el cielo, los horizontes las pampas y los cumbres del cauca hacen enmudecer aquien las contempla. Las grandes bellezas de la creación no pueden aun tiempo ser vistas y contadas: es necesario que vuelvan al alma; empalidecidas por la memoria fiel. Sentado entre mis padres a la cabecera de la mesa, las mujeres se empeñaban en hacerme probar su colaciones y cremas, sonrojándose aquella a quien yo dirigiera palabra de complacencia o admiración.María me ocultaba tenazmente susojos mas puede admirar en ellos la hermosura de las jóvenes de su raza lo mismo que aquellos labios rojos, húmedos y graciosamente interactivos que me hicieron ver en algún instante el arco simétrico de una bellísima dentadura.Aquella noche soñé que Maria entraba a renovar las flores de mi mesa y que al salir había rozado la cortinas de mi lecho con su vaporosa falda de muselina. Y fue al despertarcuando su voz llego a mis oídos, pura y dulce la misma de antaño pero mas grave y con amplitud para prestarse a todas las modulación de la ternura y la pasión.Luego que me hube arreglado la divise a través de la ventana en una de las calles del jardín acompañada de Emma.Tres días mas tarde había de salir con mi padre a visitar sus haciendas cuyo funcionamiento me inspiraba viva curiosidad einterés.Como el viaje nos ocuparía varias fechas entristecieronse un tanto mis hermanas y me rogaron mas de lo estrictamente necesario. Maria no me suplico pero la vi seguir con los ojos todos mis preparativos de marcha.Las pertenencias de mi padre habían mejorado mucho en los últimos años: Una costosa fabrica de azúcar, muchas fanegas de caña para abastecerla, dehesas con ganado vacuno y caballar,buenos cebaderos y un hermoso edificio-habitación señalaban lo mas notable de la hacienda en ``tierra caliente ´´.Los esclavos bien vestidos y contentos hasta donde es posible estarlo en la servidumbre eran sumisos y cariñosos para con su amo.Encontré a muchos de los que, siendo niños me enseñaban a poner trampas a las perdices y guatines en la espesedura de los bosques; todos me reconocieron coninequívocas señales de agrado.La visita a la hacienda me ocupo cuatro jornadas. Al regreso estaba colocando Maria una lámpara en una de la mesa del salón, cuando me acerque a saludarla.Pareciome ligeramente pálida y alrededor de sus ojos había una leve sombra,. Imperceptible para quien la mirara con menos entrega que yo.Volvía a ella el rostro hacia mi padre que llegaba entonces y pude ver que en elnacimiento de una trenza conservaba un clavel agostado; acaso el mismo que yo le diera la víspera de mi salida hacia el valle.Cuando mi padre visito en su ultimo viaje a las antillas, su primo Salomón acababa de perder su esposa.Los dos hombres habían venido juntos a Sudamérica donde mi padre se enamoro de la hija de un español intrépido capitán de navío luchador por la causa de España y que muriófusilado en Majagual el 20 de mayo de 1820.Al reunirse para la cena faltaba Maria imagine que sus ocupaciones la habían demorado mas de lo de costumbre.Emma la disculpo diciendo que desde la tarde padecía dolor de cabeza y en ese momento parecía dormir.Yo disimule mis impresiones hablando de las mejoras que encontraba en la finca, pero la sobremesa duro poco tiempo.Trate al día siguiente de...
tracking img