Nada que celebrar

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2303 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 26 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
NADA QUE CELEBRAR
Escritos de un mexicano autoexiliado sobre la situación de su país y la falta de motivos para celebrar un bi y un centenario que están podridos por dentro.

Pensamientos en relación a la situación actual que arremete en México, con el único y simple objetivo de ver si se remueve una bracita en el intelecto colectivo, que al final es parte de mí propia individualidad.
“I amhe as you are he as you are me and we are all together.”
J. Lennon

Ensayo 1. Ellos, los narcos… los malitos.
Sobre las conversas que se gestan en las “Tertulias Contemporáneas”

“Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo…”
“La vida es muy peligrosa, no por las personas que hacen el mal, sino por las que se sientan a ver lo que sucede.”
Albert Einstein

Queremos que lascosas en nuestro país cambien, queremos que mejoren, queremos que todo a nuestro alrededor sea distinto, pero nosotros no queremos cambiar. Desde años atrás nos hemos venido dando cuenta de que una situación que estaba mal, ha venido empeorando, nuestra realidad, nuestra forma de vida, nuestros usos y costumbres, están cambiando, y no lo queríamos aceptar, hasta hace apenas un par de años, cuandotodo se encrudeció fue que reaccionamos ante lo evidente. Pero, ¿Cómo hemos reaccionado? ¿Estamos siendo pasivos o activos; diligentes o contemplativos? ¿Estamos realmente haciendo algo positivo por nuestro país, y por nuestra vida, o estamos viendo a ver qué pasa?
Supongamos que alguien nos agrede en la calle, las reacciones que podemos tener ante este hecho son infinitas, pero podríamosenglobarlas en tres:
A) Contestamos la agresión con otra agresión. “Ojo por ojo, diente por diente”
B) Nos quedamos callados simplemente aceptando la ofensa sin hacer nada, es decir que ponemos la otra mejilla.
C) Nos acercamos a nuestro ofensor, hablamos con él, tratamos de comprenderlo y nos hacemos amigos de él trascendiendo y transformando las diferencias.
Muchos de nosotros podríamos estarpensando, la opción “A” es la mejor, de hecho muchos hemos tomado ciertas acciones que obedecen a este orden. La opción “A” nos dicta que debemos prepararnos, comprar armas, blindar nuestras casas, contratar guardias de seguridad, pagar un altísimo seguro anti secuestros, aprender defensa personal, atacar al “enemigo”, contrarrestar la ofensa, es una opción más, está ahí, latente, esperando ser laúltima opción de las factibles para hacerse acreedora de justificación. Sin embargo, un hermano Hindú nos enseño hace algunas décadas que “ojo por ojo…y el mundo se quedará ciego” (M.Gandhi).
No podemos responder a la violencia con más violencia, el resultado es obvio y evidente, todos lo sabemos, la violencia solo genera más violencia. Sería un monstruo que se alimentaría así mismo llevándonos auna anarquía disparada, de la que entonces sí, solo podríamos sobrevivir evolucionando el escenario de manera total y absoluta. Además es una opción por demás egoísta, nosotros los que tenemos los medios, contratamos guardias, camionetas blindadas, seguridad privada, y los que no, que se las arreglen como puedan. En qué clase de aberración nos hemos convertido los seres humanos, al pensar en que enla sociedad cada quien se rasca con sus propias uñas, o mejor dicho, cada quien se rasca con lo que su dinero le da para comprar.
Otros, la mayoría, hemos tomado la opción “B”, al fin y al cabo, “no somos como esos animales, nosotros no saldríamos a matar gente a la calle, eso es pecado…Ellos, los narcos, ellos son los malitos”. Bajo este tipo de premisas escondemos nuestros más recónditosmiedos a evolucionar. Decimos que no hacemos nada, porque como aquel gran hombre nos enseño, estamos poniendo la otra mejilla. Nos excusamos diciendo, que nuestros valores y nuestra moral no nos permitirían hacer nada en contra de ellos, nuestra esencia nos invita a la inacción. Pero es aquí en donde se esconde el peor error de nuestros procesos de pensamiento y acción. HACER NADA, ES TAMBIÉN HACER....
tracking img