Neurociencia de la afectividad (entrevista a jaak panksepp)

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1262 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 11 de junio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Los afectos, sucesivos niveles de control que van de las emociones primarias hasta los más elevados sentimientos -entremezclados con pensamientos- surgen de la necesidad que tiene el organismo de dar rápidas respuestas adaptativas a su entorno ecológico y social, y se articulan en una serie de redes neurales genéticamente perfiladas, situadas en las regiones subcorticales profundas por debajo dela neocorteza cerebral. Dichas regiones constituyen lo que se conoce como cerebro afectivo o emocional.

Ya Charles Darwin abordó la cuestión de los aspectos conductuales de las emociones en su libro La Expresión de las Emociones en los Animales y en el Hombre, poniendo de manifiesto el enorme parecido que se daba entre nuestras expresiones emocionales y las de otros mamíferos. Si nuestra caraes el espejo de nuestra alma, debió pensar Darwin, el alma debe de ser algo natural. Sin embargo Darwin no exploró tal posibilidad hasta sus últimas consecuencias.

El estudio de las emociones se ha desarrollado principalmente en la psicología, pero dadas las asfixiantes restricciones impuestas por el conductismo, el progreso ha sido lento. Hasta hace poco venía siendo aceptado que las causas másimportantes de las conductas -incluidas entre ellas nuestras emociones- se hallaban en el medio ambiente. Hoy la mayoría de la gente acepta que el cerebro hace también contribuciones únicas, si bien estas, por el momento, resultan más difíciles de entender.

Un análisis detallado no puede quedarse en el nivel conceptual y lingüístico, siendo precisas, entre otras cosas, observacionespormenorizadas de la conducta animal, estudios de genética de la conducta y una mayor y mejor comprensión del cerebro.

Quizás el mejor modo de cumplir con la exhortación del frontispicio del Templo de Delfos, “Conócete a ti mismo” sea conocer cómo nuestros afectos afloran desde nuestros organismos y cerebros, y cómo operan, en combinación con el ambiente, ora subrepticia ora abiertamente, para guiarnospor la vida.

Consagrado a la labor de entender las emociones en los animales y en el hombre, más allá de la faz de su expresión, profundizando en el cerebro mamífero que las alberga y produce y retomando el trabajo de Darwin donde este lo dejó, el neurocientífico estonio-americano de la Washington State University,Jaak Panksepp, ha dedicado toda una vida investigadora y publicado cientos deartículos girando siempre en torno al núcleo fundamental de las emociones básicas que la Madre Naturaleza hizo surgir de los cerebros hace millones de años. Él mismo ha bautizado su campo como neurociencia de la afectividad.

Después de realizar a comienzos de los 70 investigaciones sobre nutrición y balance energético corporal y fisiología del sueño se entregó apasionadamente a su primer interés porentender las diversas formas de afectividad. Comenzó con las negativas, más comúnmente estudiadas, tales como el odio y los miedos innatos que experimentan las ratas ante el olor de los gatos pero, tras pasar por una experiencia sumamente trágica, y una subsiguiente e insondable depresión, se entregó con más entusiasmo al más alegre estudio de las emociones positivas, como la diversión, la risa yla felicidad.

Panksepp pronto se percató de que era fácil estudiar la alegría en ratas jóvenes. De ahí que, junto con sus estudiantes comenzó a investigar cómo controla el cerebro las interacciones sociales joviales. Entre otras cosas descubrieron que las ratas se comunican entre ellas con una especie de risa ultrasónica (muy por encima del umbral de percepción humano) durante sus juegos y,tras esto, que experimentaban cosquillas, emitiendo su peculiar risa ultrasónica al contacto del mismo modo que lo hubiera hecho un niño humano con la característica risa de nuestra especie. Por primera vez era documentada la risa en otra especie animal (o al menos un rudimento de esta), y era descrito cómo es controlada esta reacción en el cerebro.

Panksepp no ha dudado en defender las...
tracking img