Nueva sociedad

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 27 (6568 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Eduardo Frei Montalva: Perspectiva y riesgos en la construccion de una nueva sociedad


Unidad 5: El Siglo XX. La búsqueda del desarrollo económico y la justicia social
Contenido: Los cambios políticos, sociales culturales y económicos desde los años 70 a la actualidad
Fuente: Lección magistral del Presidente de la República, en la Universidad Católica de Chile, al recibir el título dedoctor scientiae et honoris causa, el 30 de marzo de 1970.



[pic] TEXTO COMPLETO



CRISIS DE TODOS LOS VALORES


No cabe duda de que la sociedad actual presenta características fundamentales diferentes a las que tuvimos que enfrentar nosotros, la generación anterior, hace 40 años. La crisis de todos los valores es evidentemente más profunda y su complejidad inmensamente mayor.Hemos visto desaparecer en el último decenio valores, ideas y estructuras que parecían inconmovibles y sobre las cuales no sólo se sustentaba la vida social y personal, sino que eran datos para cualquiera tentativa futura. No hay certezas en qué apoyarse, no existen o están vitalmente cuestionadas. De hecho, nada permanece incólume. La profunda crisis por la que atraviesa el pensamiento cristiano y laIglesia es, para algunos, crisis de depuración; pero trastorna a muchos ver el espectáculo de antiguas y veneradas tradiciones que, cumplido su papel y superado ya su rol secular, caen como una vieja piel.


A su vez, el marxismo, que como doctrina y realización aparecía como un hecho monolítico, presenta hoy grietas visibles.


Hay que construir en tierra arrasada. Nada esintocable. No hay dogmas. Esto mismo nos exige hoy a todos, y en especial a la juventud, un enorme esfuerzo de análisis y de construcción intelectual. Hay que descubrir el pensamiento que engendre las nuevas estructuras y los nuevos juicios de valor. Es de preguntarse si la Universidad va a poder realizar esta tarea no sólo en el orden de la investigación científica, si no en el orden de lasdefiniciones humanas. Si acaso ella va a ser un lugar de luchas partidistas o un lugar de reflexión, aunque sea apasionada. Si va a haber en ella lugar para el análisis y para un mínimo de racionalidad en la discusión y en el juicio, y un mínimo de respeto por los hechos y las personas para elaborar los nuevos modelos que organicen la vida, la sociedad y el Estado; o si los ideologismos van a ahogar laposibilidad de que nazcan nuevas ideas.


Realmente el problema es ecuménico. Nunca una generación joven había estado enfrentada a interrogantes de más honda significación y alcance en me3 de una negación y cuestionamiento de todos los valores conocidos.


Y no es sólo esto. En el mundo entero y en Chile la juventud sufre el impacto de la realidad con un sentimiento creciente decrítica y hasta de frustración y esperanza. En muchos ese sentimiento se expresa por la posición exaltada la violencia como método de la acción y como valor de la vida personal y lítica. En algunos también, por desgracia, ese sentimiento deriva hacia formas hasta hoy no conocidas de degradación personal y colectiva.


¿Podríamos decir que lo mejor de nuestra juventud no tiene razón ensus andes inquietudes y que, incluso los que se desvían o los que caen en la propia destrucción de su ser no son, al menos, un testimonio dramático contra esta sociedad y este mundo?


Una sociedad y un mundo desfigurados, en tantos lugares, por la injusticia, frío egoísmo, la desigualdad, las luchas sociales, las discriminaciones raciales, las guerras, la deshonestidad y el vicioorganizado, que se explota hasta la gradación en ciertos medios publicitarios.


Esto es lo que hiere el alma de las generaciones que hoy están despertando a conciencia de su desafío personal e histórico.


Nadie puede negar o disimular esa realidad. Por eso esta juventud merece más comprensión que crítica, y el respeto que se debe a quienes tendrá que enfrentar una batalla tan dura...
tracking img